Redes

lunes, 30 de junio de 2014

¿Qué dicen cuando nos miran?



Para el pintor realista contemporáneo el espectador es muy importante. Y sin saberlo -tal vez- su rescate de la belleza en el arte implica también un rescate de la persona que desde Altamira había disfrutado de la pintura.

Por Rubén Reveco, licenciado en Artes Plásticas

En busca del romance perdido

El artista, en general, es fiel y respetuoso de su público. Sino pregúntenselo a un músico o a un escritor. Entonces, ¿por qué el artista plástico se hizo enemigo de sus fans? Desde hace cien años que vive de espaldas al espectador. Para su obra ya no hay admiradores, sólo compradores atentos a realizar una buena inversión.
Lo importancia de tener un Picasso o un Miró radica en cuánto pueda multiplicar su valor cada año. Pero si escuchamos una canción no estamos pensando cuánto vendió la discográfica en todo el mundo. La escuchamos una y otra vez porque interpreta nuestro ser, porque refleja nuestros sentimientos, porque nos representa en lo que pensamos o, simplemente, porque la encontramos hermosa.
Siempre me han gustado las fotos de cualquiera exposición que inciten a muchas preguntas: ¿Qué dicen, qué critican, qué admiran? Me gustaría saber qué comentan cuando están contemplando una de mis pinturas. Porque los que hacemos realismo nos interesa el espectador y vamos por ellos.
Creo que está por recomenzar el romance y no todo está perdido en el arte de la pintura.
















"Modelo y flores", de Rubén Reveco

"Modelo y flores" (detalle)


"Modelo y flores", técnica mixta. 120 x 92 cm.

En todas las actividades artísticas, además del educador, deberíamos tener un consejero que nos dé una mano en los momentos difíciles y que nos oriente. Sin imponer su forma hacer y que vislumbre por dónde van las condiciones de cada alumno. ¡Ese es el verdadero maestro!


Por Rubén Reveco, licenciado en Artes Plásticas

Desde mi propia experiencia, siempre he lamentado el no haber tenido la guía, el consejo certero, la palabra justa y el apoyo cuando uno está desorientado. 
Pasé por tres facultades de arte y de ninguna recuerdo algún tipo de influencia positiva o algo que rescate en especial como enseñanza. Muchos profesores, todos preocupados sólo de cobrar el sueldo a fin de mes y mantener su trabajito.
Las facultades de arte están llenas de pintores que con mayor o menor grado de prestigio artístico asumen -por necesidad laboral- el dar clases, pero no son pedagogos. 
Después de 20 años de no hacer nada regresé para pintar nuevamente. No porque haya encontrado el apoyo de mi entorno, ni porque apareciera el “sabio” que te empuje en la dirección correcta, sino porque los años te hacen madurar e inclinarte por una postura de tipo ideológica que te sirve para sostener lo que haces.
Yo elegí el realismo, la figura humana, el desnudo y el erotismo. Ustedes verán con el tiempo porque se inclinan, pero cuando lo encuentren no lo abandones. Háganlo crecer, madurar y defiendan con sólidos y buenos argumentos.
Estamos en una época marcada por la impronta de la militancia. Y creo que el artista también tiene que ser un militante, pero no hablo de política sino de arte. Darle valor ideológico a tu arte para sostenerlo. Conocer y aprender para que no te pasen “gatos por liebres” o te muestren ciertas vetustas tendencias de las artes como el último grito de la moda.
También tendrás que soportar la “propaganda revolucionaria”. Te dirán “que debes ser creativo, moderno, contemporáneo, que ya no se pinta, que basta con una instalación como para estar en los medios y te digan “genio”. ¡Mentiras!, son todas mentiras. 
Lo he dicho una y otra vez, en el arte hay muchos sin talento que no quieren quedarse afuera, folletineros que escriben barrocas adulaciones, muchos periodistas que posan de informados  y la mayoría de los espectadores totalmente desorientados.
Un último consejo: sé fiel contigo mismo. Si crees tener talento no lo desperdicies, demuéstralo. La naturaleza te ha privilegiado. Mucha suerte. (10 consejos para pintores jóvenes)

Una pintura muchas historias

No es la primera vez que subo algún registro fotográfico de la prehistoria de una pintura mía y la cantidad de fracasos al que se ve expuesto el artista para llegar (sin saber cómo) a un resultado más o menos satisfactorio. En este caso es "Modelo y flores" una de las pinturas que más me ha hecho sufrir. De la primera versión sólo quedaron las flores, aunque la primera modelo (la chica del paño blanco) aún me sigue gustando. Pero desapareció bajo varias capas de pintura. ¡Trabajo para los restauradores del siglo XXII! Ja!




"Mujer con joyas", de Rubén Reveco

"Mujer con joyas" (detalle), técnica mixta120 x 92 cm.

Las llamadas redes sociales y los blogs son magníficos medios para comunicar cuando se tiene algo para mostrar o algo para decir. Nadie, con un mínimo de inquietudes, debería -por prejuicios o por temor (algunos creen que es muy difícil de administrar) renunciar a su uso.
Personalmente me han servido para dar a conocer no sólo lo propio sino, también, lo ajeno.


Sobre Internet, talentos y amigos


Además de los medios tradicionales, Internet se presenta como una gran alternativa en el momento de la difusión del arte, producto del esfuerzo y del talento.
Si en algo pudiese aconsejar a los jóvenes artistas que han sido “tocados por la madre naturaleza”, es que no se dejen engañar por la seudo creatividad que esgrimen los seudos artistas. Ser creativo no significa hacer tonterías en nombre del arte. La creatividad es consecuencia natural del talento y el que lo tenga debe convertirlo en objeto de arte, como siempre ha sido y como sólo ellos son capaces de hacer.


Y en este transcurrir he conocido a artistas y he cultivado amistades. Un encuentro gratificante a sido con el Museo de Arte Erótico Americano (MaReA), de Colombia, que entre otras actividades tienen su propia revista. En su tercer número ha reproducir en sus páginas una entrevista que hace algunos años me realizó "Uno de los Nuestros" -otro amigo- quien desde Barcelona difunde la mejor pintura y fotografía del  mundo.
A todos, mis sinceros agradecimientos.




Los amantes, de Rubén Reveco

 "Los amantes", (detalle) técnica mixta. 120 x 92 cm.

Esta pintura está fechada en 2007 e inició la serie "Sexo y Belleza". (Retomaba de esta forma el arte de pintar abandonado por demasiados años). Tenía una idea que de a poco se fue configurando en una serie de 13 obras, más o menos, con la misma finalidad: glorificar el milagro de la reproducción. Las pinturas posteriores las retoqué una infinidad de veces, en cambio "Los amantes" quedó así, como la ven, casi sin cambios.



En una entrevista que me hizo el diario Los Andes de Mendoza, Argentina, conté una pequeña infidencia sobre los modelos.
-¿Descríbanos la pintura que ha elegido para ser reproducida en esta entrevista?
-“Los amantes” la empecé en el 2007 (120 x 92 cm). Es la primera pintura de la serie “Sexo y Belleza” -que la integran doce trabajos-. Más allá del erotismo explícito, lo que pretendía era rendir culto al instinto de reproducción representado en dos cuerpos desnudos amándose. La técnica es mixta. Lo más fino lo trabajo con óleo y el resto con acrílico industrial. Además uso lápiz, tiza pastel, óleo pastel. Me interesa lograr una línea espontánea, fugaz y alegre. Lo que hago es una mezcla de pintura y dibujo. Del mismo modo, me gusta el plano liso y la textura y la incidencia de una luz lateral sobre los cuerpos. Mi mujer y yo fuimos los modelos. Preparé la cámara en el piso y teníamos 15 segundos para abrazarnos y posar hasta que disparara el flash. Fue divertido.
-¿Es usted y su esposa?
Si, si, es un secreto revelado (risas). Lo amerita la ocasión. Claro que yo estoy con la piel más oscura… Mi esposa siempre que ve el cuadro me dice en broma: “Está bueno el negro” (risas).






EL ARTE Y EL SEXO


"El sexo sin amor es una experiencia vacía, pero como experiencia vacía es una de las mejores". ¿Y no están de acuerdo con Woody Allen? Parece que nos empeñamos en hacer las cosas siempre por algún motivo, parece que buscamos una explicación a todo, incluso a las necesidades más primitivas del ser humano, relativicemos todo un poco, ¡Coño! Ya se que los más puristas en la materia habrán huido despavoridos viendo como puede acabar el tema, pero es así, nuestro cuerpo está construido a base de células y de mecanismos nerviosos que no entienden de semántica, solamente entienden de placeres, de roces carnales, y para ello se inventó el sexo, para mi el décimo arte, no por la composición de las figuras sino por la ejecución de los movimientos, la acústica, la habilidad para tocar el instrumento y hasta el olfato, lo sé, el registro coge una velocidad de vértigo y parece que vamos a llegar al clímax, por eso, como les decía antes a los más puristas, marchen de la sala antes de que les salpique todo.
Algunos pensarán que con estas declaraciones trato de infravalorar al amor, pero al contrario, lo elevo de categoría, pues afirmo que el sexo es diario, es instintivo y el amor requiere una preparación, un ensayo y unas figuras retóricas que nos hemos marcado, es más, les doy la razón, el sexo, si es con amor, alcanza cotas de satisfacción más altas, pero eso no quita que la práctica de sexo sin amor también sea satisfactoria, muy satisfactoria diría.
Los cuerpos son elementos perfectos, y hechos para un encaje de piezas adaptable, la vagina es un elemento de placer regulable que busca la apertura en función del placer, ¿No es sorprendente? Ni la mecánica del automovilismo, ni la astronomía ha conseguido elementos tan perfectos como cuerpo humano y eso es lo que hace grande al sexo, el hombre y la mujer tienen unas necesidades nerviosas, y estas han de ser resueltas, unas tensiones internas que han de ser expulsadas, pero para muchas personas este tema es un tabú, es un asunto de groseros y de golfos y se llega a la certeza que los amantes del sexo son auténticos depravados, nada más que excusas basadas en engañarnos a nosotros mismos. El sexo nos enseña a ser pícaros, a improvisar, a hacer cosas sin sentido y esa es su grandeza, que cuando acabamos de tener una relación sexual nunca nos preguntamos el porqué, es imposible explicar el porqué, es como la sed o el hambre, pero más poético, más idealizado, y es que como ya les dije más arriba, es un arte.
Se me olvidaba, el sexo es también una herramienta de procreación humana, necesario para la evolución de la especie, me centré tanto en los placeres del sexo, ¿Por qué será? Y me olvidé de ese apunte, ya ven, si no le convencían los argumentos tan carnales háganlo por la humanidad, súmense a esta maravillosa orgía de promiscuidad. (Fuente)

Muchacha con vestido azul, de Rubén Reveco

"Muchacha con vestido azul", (detalle) de Rubén Reveco, técnica mixta.

Entre todas, esta pintura es una de mis preferidas. Sobre todo por el azul rodeado de marrones. También por la fuerte presencia de la línea. Siempre he querido que el dibujo tenga casi el mismo protagonismo que el color. Preferencia que muchos me han criticado.


"Mujer con vestido azul" (detalle)

Pintando, año 2007.

Mientras reescribo esta nota, es la pintura que me acompaña en mi estudio.


Deseos


Coge tu llave
-mi corazón, mis manos
y ábrete en dos:

una,
la mujer que sonríe
al mediodía, bajo el sol;

la otra,
la concubina del diablo;

quiéreme como una amiga,
pero ámame como una furcia.



Autor: Miguel Cabrera Pérez


El nacimiento de Venus, de Rubén Reveco

"Nacimiento de Venus", de Rubén Reveco, técnica mixta. 120 x 92 cm.

Lejos, en el mar, poco a poco va surgiendo una espuma, que nace de los órganos arrancados a Urano. Y de esa espuma brota Afrodita (Venus), la mas bella entre las diosas, que emerge suavemente de las aguas, cobijada en una gran concha de madreperla.

Los céfiros, soplando levemente, la impelen sobre las ondas hasta las playas de la isla de Chipre, donde la esperan las Horas (las Estaciones), coronadas de oro y exultantes de alegría. Son ellas quienes la visten con un traje perenne, y le adornan los rubios cabellos con sencillas violetas. Luego la conducen al Olimpo y la presentan a la asamblea de los dioses. Se produce un clamor general de admiración. Ni aun el mundo divino había visto jamás tan seductora y graciosa hermosura.

"Nacimiento de Venus", (detalle)

"Nacimiento de Venus", (detalle)


¿Es la belleza una categoría estable, concepto universal, o es variable según las tendencias dominantes de cada época?

Por el Dr. Ramón Almela
Universidad de las Américas México

El sentido común asienta la creencia en un concepto absoluto de belleza, relacionado con lo armonioso y proporcionado. Estos conceptos provienen de la civilización griega donde lo bello fue un atributo de Eros, divinidad portadora de vida. Freud resaltaría el vínculo entre el deseo, la belleza y la muerte como atributos del objeto sexual.
La estética se esforzó en analizar el tema de la belleza alternando entre el objetivismo y el subjetivismo. Mientras unos centran la belleza en las cualidades del objeto, los otros lo hacen en la reacción del sujeto. Baudelaire ya dijo que "cada edad y cada gente tiene su propia forma de belleza". La solución intermedia de Kant fue de gran influencia en la cultura occidental: El relacionismo, que enfatiza la relación del objeto con el sujeto, aborda la belleza diferenciándola de lo agradable y lo bueno. La belleza en Kant, desde el juicio del gusto, se considera desinteresada, universal, y con finalidad en sí misma -que estimularía la idea del formalismo- (La belleza de la obra radica en la propia forma).
Por más de cuatro siglos, la idea de "hacerlo hermoso" ha sido la base de nuestra cultura. Las imágenes eran el medio entre el creador y el espectador atravesando las instituciones de la Iglesia y el Estado. En la modernidad, la relación de la belleza con las formas sensibles se desconecta de los modelos ideológicos impuestos extendiéndose, hacia finales del siglo XX, un descrédito del uso de la belleza en las producciones artísticas así como un rechazo al uso del concepto en la Estética y como medida del arte. La "muerte de la belleza" en los tiempos modernos es resultado de la crisis histórica de la existencia de un principio estético uniforme propugnando la fragmentación cultural con la diversidad de las representaciones humanas. Lo opuesto a la belleza, la fealdad, supuso la amenaza al poder y a las instituciones actuando el arte como un instrumento político. Nietzsche postulando lo dionisíaco en el arte dijo "La fealdad es la manera de considerar las cosas con la voluntad de dar un sentido, un nuevo sentido en lo que había perdido el sentido". La idea de lo feo ya es destacada desde 1795 por Friedrich Schelegel como ingrediente típico del arte moderno. La fealdad, lo amorfo y lo grotesco han llegado a ser fascinantes. Tatarkiewicz afirma que "La fealdad es estética, y es a veces tan fuerte como la reacción a la belleza". Afirma Remo Bodei en "La forma de lo Bello" el deslizamiento en la acepción de la palabra feo hacia algo aceptable: "La erosión de los ideales clásicos de belleza conduce a una subversión absoluta de los papeles: Lo feo se convierte en lo auténticamente bello".
En la actualidad se asiste a una reaparición de la belleza en el arte. La belleza empieza a importar a críticos y artistas desde finales del siglo XX. "El tema de los Noventa será la belleza" decía en 1995 el curador de la Bienal del Museo Whitney en Nueva York. En 1996 un afamado crítico del Village Voice sostenía "La belleza regresa: Una pisoteada estética florece otra vez". Y en 1998, una antología de escritos de críticos y artistas "Uncontrollable Beauty: Toward a New Aesthectics" (Publicada recientemente su traducción en España) hacen que un término abandonado se refuerce con nuevo prestigio. En el 2000, la belleza se comentaba como objetivo conscientemente buscado en el arte británico. Había quien se declaró incluso "Terrorista de belleza".
Pero, ¿Qué es lo que ocurre? ¿Cómo importa la belleza ahora? Cuando ya se había definido la belleza como algo plural, relativo y variable, dejándola de lado como tema importante, es recuperada por la filosofía del arte por un lado y los artistas por otro. Incluso regresa marcada de rasgos tradicionales. Elain Scarry en su libro "On beauty" (1999) procede a una revisión de las atribuciones erradas de la belleza y la incoherencia de los argumentos políticos contra la belleza propugnando la revitalización de conceptos de universalismo kantiano e ideas platónicas de la belleza sosteniendo que impulsa el deseo por la verdad y la bondad. Un artículo en el New York Times en Marzo 2002, "La más seductora ecuación en ciencia: Belleza igual a verdad", postula el paralelo de verdad con la belleza.
Además, la idea de belleza en la actualidad está enraizada en un aspecto de la teoría de Kant que se mantiene válido: La belleza es una propiedad contextual profundamente conectada con creencias y actitudes morales del sujeto. También, otra cuestión abordada por Kant ilumina la situación actual de la Belleza: Separó los conceptos entremezclados de La Belleza y de Lo Sublime. Aunque ambos detonan un placer, lo estimulan de manera diferente, identificándolos como placer positivo y placer negativo. La belleza es lo femenino, el día, y lo sublime es lo masculino, la noche. La belleza impulsa la vida, lo sublime satisface la imaginación. Lo sublime surge como el extremo de lo bello, su muerte. La práctica postmoderna desterró la belleza, enfatizando en el arte la tecnología, el capitalismo y lo sublime como elementos interrelacionados. Con la recuperación de la belleza en la actualidad se distingue una oscilación entre la belleza y lo sublime en recurrencia cíclica de la tradición occidental manifiestada paralelamente con la alternancia de las tradiciones Judeo-Cristiana que postula los universales y la certeza (La belleza), y la Greco-Romana con su tendencia escéptica y de duda (Lo Sublime).
Esta situación de contradicción interna debe resolverse buscando una salida en forma de síntesis en otro plano que abrirá el camino de un movimiento hacia un nuevo futuro. Se detecta ya en núcleos intelectuales que aquellos paradigmas como el post-modernismo están en entredicho pues no puede sostenerse por mucho tiempo la tendencia a dilatar el presente y cancelar el futuro. El arte parece llamado a ser la punta de este iceberg caótico e incomprensible en el que la ansiedad de la humanidad se mueve con la utopía como motor de rebeldía.
Y junto a la utopía, el romanticismo, categoría historiográfica convertida en descripción psicológica, está impregnando la dimensión de las artes y la tecnología (tecno-romanticismo). La ironía romántica aflora empujando lo individual, lo fantástico, lo sentimental, el amor, y la belleza. ¿Podrá ser la belleza todavía un instrumento que fuerce el cambio en esta civilización? Quizás no. Pero estamos más al comienzo de algo que en el final, al igual que los post-impresionistas estuvieron en ese "fin de siglo" hace un siglo. La práctica artística en la acción creadora y comunicativa de la red de internet, como sostiene José Luis Brea, "tenderá a desarrollar dispositivos de interacción social capaces de inducir entre los ciudadanos modos de comunicación directa, no mediada por el interés de las industrias o los aparatos del Estado". Si, como decía antes, en tiempos premodernos la "muerte de la Belleza" fue la liberación de la representación controlada por la Iglesia y el Estado, hoy esta belleza, de nuevo reivindicada por el arte y la estética, buscará una salida a través del ámbito de las nuevas tecnologías cibernéticas y comunicativas en la "era postmedia" en un renovado espacio de representación. 



Ramón Almela - Doctor en Artes Visuales, Universidad Complutense de Madrid
Profesor del Departamento de Arquitectura de la Universidad de las Américas. Puebla, México.


Rubén Reveco pintando. Año 2008.


lunes, 23 de junio de 2014

Entrevista a Rubén Reveco en el diario Los Andes de Mendoza, Argentina



Nuestro artista de la semana es Rubén Reveco, pintor realista y además crítico de arte de Neuquén, que en entrevista exclusiva para Cultura, nos comenta lo complejo e interesante que es trabajar el arte erótico permitiéndose incluso rozar lo pornográfico sin caer en la vulgaridad.

Por otro lado, como crítico, reflexiona sobre el arte contemporáneo al que considera “una farsa” porque lo reduce a un circuito “elitista” plagado de propuestas “incomprensibles” que aleja y excluye al público de la obra de arte. Un tema que el artista repasa de forma permanente en su blog Resistencia Realista (actualmente hackeado), el sitio de arte más visitado de habla hispana.
Actualmente está exponiendo en la Escuela Superior de Bellas Artes de su ciudad. Muestra que inauguró tras una disertación sobre el "Origen y persistencia del dibujo en la artes plásticas".
Su pintura realza la sensualidad y el erotismo del cuerpo desnudo a partir de los actuales estereotipos de belleza. Su pincelada es delicada y a la vez elegante. Aquí la historia de “Los amantes”, su cuadro elegido para ilustrar ésta nota y su obra preferida. En este caso “El Cristo de San Plácido” del español Diego Velázquez, el desnudo más hermoso de la pintura religiosa.