Redes

martes, 15 de julio de 2014

Chichoni: belleza mecánica


Estoy mirando estas ilustraciones del argentino Oscar Chichoni y trato de dilucidar porqué han ejercido tal fascinación por casi 30 años. No es sólo el impecable dibujo que las caracteriza, ni sus bellas y jóvenes protagonistas.

Por Rubén Reveco, licenciado en Artes Plásticas




Hay algo más. Ya que no es suficiente con ser un buen dibujante y crear hermosas mujeres para contar con la preferencia del público masculino o ganarse el respeto internacional.



El estilo de Chichoni se consolidó con el debut de la revista Fierro, en setiembre de 1984. En esa oportunidad le encargaron -primero- el logo de la publicación y luego la portada del primer número. Acorde al nombre de la revista, optó por generar un efecto de fierro oxidado (algo ya había insinuado en la revista Minotauro, de los 70). Modo mucho más acorde al tercermundismo y en oposición a las revistas Metal Hurlan y Heavy Metal, las que prefirieron el brillo lumínico del metal pulido.



El fierro derruido pasó a ser la característica que recordaba a fábricas del siglo XIX. Estilo mecánico y  de construcciones abandonadas y hombres-máquinas que siempre nos hablaban de un mundo extraño, frío y duro. Construido por grifos, caños y tubos que se retuercen, giran, suben, atraviesan y horadan, pero nunca se sabe con qué destino, para qué o por qué.
Pero todo eso adquiere coherencia cuando ella aparece en escena; todo ese impreciso universo se redime cuando el contraste entre lo oscuro del fierro y lo luminoso de la mujer se manifiesta para la alegría de los espectadores.




Chichoni hace realidad las fantasías de muchos tuercas cuando confiere sensualidad y erotismo a esos espacios donde sólo reinas los machos. A pesar de todo los fierros, siempre hay en un taller de barrio un lugar para una chica perfecta de almanaque o que con sus curvas compite en un hangar. Sólo que estas ilustraciones no son de carne y hueso, son de fierro.




















Oscar Chichoni es un pintor e ilustrador argentino, nacido en Corral de Bustos, provincia de Córdoba, en 1957. 
Aunque sus primeros trabajos fueron los publicados en la revista «Record», son sus tapas de las revistas «Minotauro» y «Fierro» -ambas de Ediciones La Urraca, famosa en la Argentina por editar la Revista Humor, las que lo transformaron en un autor reconocido e igualmente solicitado. 
Ganador del premio de los lectores de «Fierro» como mejor ilustrador de tapa, dejó la publicación para ir a trabajar a Europa; colabora con otras editoriales, especializadas en Ciencia Ficción, destacándose sus portadas para la serie de ciencia ficción Urania, de la editorial italiana Arnoldo Mondadori; ha prestado sus diseños también para la parte gráfica de los vídeo juegos Starship Titanic y Broken Sword . 
Sus trabajos cautivan al espectador no sólo por su puesta en escena formal, sino también por las apuestas temáticas. Su fuerza y su uso excepcional del color y las texturas nos abren ventanas a mundos en los que la máquina se funde con el cuerpo, en los que el óxido ha triunfado sobre la arrogancia metálica de la tecnología y en los que la figura humana se presenta en simbiosis con ese metal decadente. 
Actualmente reside y trabaja en Londres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario