Redes

lunes, 14 de julio de 2014

El día que se robaron a la Mona Lisa


Un comerciante argentino llamado Eduardo Valfierno convenció al carpintero italiano Vincenzo Peruggia (ex empleado del Museo del Louvre) para que robase el cuadro, con el fin de venderlo por una cifra millonaria. 

El 21 de agosto de 1911, Peruggia llegó al Museo del Louvre a las 7 de la mañana, vestido con un blusón de trabajo blanco como los utilizados por el personal de mantenimiento del museo, descolgó el cuadro y a continuación, en la escalera Visconti, separó la tabla de su marco, abandonando éste último. A continuación salió del museo con el cuadro escondido bajo su ropa, colocándolo posteriormente en una valija. Cuando poco después el pintor Louis Béroud entró a la sala para ver el cuadro notó su ausencia y avisó de inmediato a la policía. El museo permaneció cerrado durante una semana para proceder a la investigación.
Valfierno hizo un gran negocio con cinco coleccionistas estadounidenses y uno brasileño, a quienes vendió seis falsificaciones, realizadas por el pintor Yves Chaudron,cobrando a cada uno trescientos mil dólares.
La pintura fue recuperada dos años y ciento once días después del robo, registrándose la captura de Peruggia. El detenido intentó vender el cuadro original al director de la Galleria degli Uffizi, Alfredo Geri, quien se hizo acompañar de la policía. Peruggia alegó que su intención era devolver la obra a su verdadera patria, y que él sólo era víctima de un estafador; el jurado lo sentenció a un año de prisión. Antes de regresar al museo, la pintura se exhibió en Florencia, Roma y Milán. En 1931, Valfierno contó su historia a un periodista estadounidense, revelando la identidad de los estafados con las falsificaciones.
Tras dicho robo, algunos pintores afirman que puede dudarse de la originalidad del cuadro en exhibición, puesto que fácilmente puede ser una copia. Durante la Segunda Guerra Mundial, el cuadro fue custodiado en el castillo de Amboise y posteriormente en la abadía de Loc-Dieu.







No hay comentarios:

Publicar un comentario