Redes

lunes, 7 de julio de 2014

"El erotismo también puede ser arte"

Rubén Reveco expone su serie de doce cuadros "Belleza y sexo".


El 6 de junio de 2010, el diario Río Negro publicaba este artículo. Era mi primera muestra individual.

"Hacer arte erótico es ir un poco más allá del mero desnudo, es despertar íntimas emociones y deseos", eso es lo que busca el artista plástico Rubén Reveco con su serie de doce cuadros titulados en conjunto, "Belleza y sexo".
La muestra permanecerá hasta fines de mes en la sala Emilio Saraco, ubicada en avenida Argentina y vías del ferrocarril. Se puede visitar de lunes a viernes de 8 a 21, y sábados, domingos y feriados de 18 a 22.
El artista tomó el instinto sexual humano y todo lo que ese concepto implica para realizar una serie de cuadros que apelan al desacartonamiento de los sentidos y las emociones de los espectadores. "El erotismo también puede ser arte", aseguró Reveco.
Son doce cuadros de impactante realismo, en los que los desnudos femeninos son la figura central. Sin embargo dentro de cada obra, el autor cuela otra pequeña imagen a modo de doble mensaje.
"Son dos lecturas diferentes. En primer plano, la sensualidad, la seducción, el erotismo sensual. Detrás el instinto primitivo, el acto en si mismo en el que desencadena la sensualidad erótica", explicó el plástico.
Utilizando técnicas mixtas, entre ellas el óleo, el acrílico industrial, el lápiz, la tiza pastel, El plástico, y en perfecta sincronía entre el dibujo y a pintura, el plástico plasmó en esta muestra su idea y concepto de belleza. "La belleza no es sólo un cuerpo perfecto, una cara preciosa o unos ojos lindos. La belleza tiene que ver con lo que está latente dentro de cada ser humano y que tiene que ver con lo instintivo, con lo sexual", agregó el artista.
Cuerpos desnudos de mujeres y hombres entregados a la pasión, imágenes que transitan por lo erótico sin miedo a caer en lo grotesco y pornográfico.
"Todo depende de la época en la que vivimos. Lo que ahora es sensual, hace cuarenta años era erótico y lo que ahora es erótico hace treinta años era pornográfico. Lo sensual insinúa, lo erótico invita y lo pornográfico despoja de toda poesía a lo anterior", concluyó.






No hay comentarios:

Publicar un comentario