Redes

viernes, 11 de julio de 2014

Max Sauco: ¿Fotógrafo o pintor?




Este blog es de pintura, ilustración y comic. No es un blog de fotografía. Pero como siempre puede haber una excepción, hoy le presento al fotógrafo más pictórico que he conocido. De hecho, empezó siendo pintor, pero cierta incompatibilidad con los materiales propios de las artes plásticas le impidió continuar y se dedicó a la fotografía digital.

Por Rubén Reveco, licenciado en Artes Plásticas




Hablo del ruso Max Sauco. Conocí sus obras hace unos años gracias a la publicación de “Uno de los nuestros”, quien en ese entonces expresó: “Sus composiciones son atrevidas y con una importante carga visual. Imágenes surrealistas y oníricas llenas de simbolismo, con el cuerpo humano, sobre todo femenino como protagonista”.




“Su obra se desborda de un surrealismo fetichista que nos desnuda y conecta con el turbio ser sexista, que muchas veces llevamos por dentro aun en contra de nuestra propia voluntad.”


“En cada cuadro se distribuye el rojo deliberadamente como una pincelada al óleo, pues tal parece que el color es para Max, la exageración dosificada y simbólica de una realidad ‘imposible’ que nos persigue por los vericuetos del ‘tronco de jodedor’ que llevamos en nuestro subconsciente.”


El trabajo digital (photoshop, mediante) parece ser la conclusión de una teatral puesta en escena realizada en un estudio fotográfico, en la cual, la elección de los modelos y la iluminación juegan un papel preponderante.



Su obra se la asocia al surrealismo y a lo onírico. A mí me recuerda a Caravaggio, pero a un Caravaggio sin el claroscuro que lo caracteriza, un Caravaggio por momentos iluminado.









No hay comentarios:

Publicar un comentario