Redes

viernes, 11 de julio de 2014

Las bellas durmientes de Serge Marshennikov

La belleza no es más que la suma de las partes actuando en perfecta armonía, el artista no hace otra cosa que detener ese momento. Ese parece ser el objetivo de este pintor ruso que es furor en las redes de Internet
 

No es en todos los casos, pero la mayoría de sus mujeres (púberes y jóvenes) están durmiendo. El punto de vista elegido por el artista es aéreo y las modelos están sobre una maraña de sábanas que -por momento- parece ser más importante que la figura central. Así como el predominio de los colores claros es determinante, la vista casi siempre "descansa" en un sector negro del cuadro.


Es un artista clásico y moderno a las vez. Recuerda a ese pintor francés del siglo XVIII que pintó: "Desnudo recostado" por la búsqueda de esa estudiada inocencia femenina que tantas fantasías despierta en el espectador masculino. Fantasía que por estar siempre vigente es insaciable y nunca pasa de moda.

Belleza, Sueño y desnudez... 

Por Eduardo Gautreau de Windt *

Entrelazados por una autenticidad plástica, ya que al dormir no hay poses, siendo autenticidad lo que se observa y se verifica en cada persona,  durante el sueño se da un proceso de desnudez  interna al no haber actitudes, orgullos o máscaras que escondan lo que realmente somos, aflorando el yo, al estar dormido el super yo. El sueño, con su alegórico significado con la muerte, hasta cierto punto, nos iguala a todos.
Por otro lado, el sueño además de descanso significa liberación, al igual que lo es la desnudez. Es común, principalmente cuando el clima lo permite, lo apadrina y hasta lo obliga, que a muchos de nosotros no agrade dormir desnudos. Y es mucho más frecuente hacerlo luego de haber disfrutado con alguien una sección de sexo.
La desnudez, que representa en todo, y en la plástica y en la poesía en especial, libertad, liberación, autodeterminación y autenticidad, ocupa un lugar y un rol estético preponderante en todo que se refiere al ser humano. Ya es alto conocida la larga historia del desnudo en el arte, primordialmente con el sujeto despierto, asumiendo poses y actitudes; por eso resaltamos ahora el enorme valor del desnudo al dormir: más libre, más auténtico, más sincero, más humilde y… trasparente.
Resaltamos entonces la trasparencia de la desnudez dormida, entregada a la profundidad del sueño, resaltando la belleza del cuerpo, y de la mente, porqué no,  para, de una forma realista, resistirnos a todo lo no autentico, lo banal, lo superficial y lo grosero. 


*El autor es poeta, ensayista y narrador. Admirador intenso de las artes plásticas y del desnudo, además de médico Cirujano de Tórax de profesión.


Datos biográficos

Serge Marshennikov nació en Ufa, Bashkiria, Rusia en 1971. Desde muy pequeño le gustó pintar y dibujar, inclinación que alentó su madre proporcionandóle profesores particulares de arte, tras recibir varios premios, decidió dedicarse a la pintura de forma profesional.
Terminó sus estudios en la Escuela de Arte de Ufa en 1995 y continuó dando clases en una de las academias más prestigiosas del mundo, la “Academia Repin de Bellas Artes” de San Petersburgo, haciendo su postgrado.
Realizó su primera exposición individual en en la “Galería sangat” de Ufa en 1995 que fue un enorme éxito, desde ese momento, las exposiciones se han sucedido y sus obras se han cotizado de forma elevada en subastas de arte tan prestigiosas como Christie’s de Londres y Bonham, en Knightsbridge.
Su obra tiene mucha demanda y sus precios están aumentando constantemente. Podemos ver pinturas de Sergio en el Museo de Arte Moderno de El Paso, en el Museo de Gracia, Abilene y en muchas importantes colecciones privadas en Rusia, Inglaterra, Dinamarca, Francia y Japón.


 



















1 comentario:

  1. Hermosas imágenes que solo un iluminado las puede trasladar al lienzo...

    ResponderEliminar