Redes

lunes, 14 de julio de 2014

Los siete desnudos más bellos del realismo contemporáneo

1) Edson Campos


Elegir (sin explicaciones) siete desnudos realizados en los últimos 40 años ha sido una tarea complicada. Como toda elección es parcial (no conozco lo suficiente) y es subjetiva (elijo lo que me gusta). Aún así, ha sido un buen ejercicio y creo que el resultado es aceptable.
El desnudo femenino como tema sigue en plena vigencia. No gana concursos ni puede entrar a los museos de arte moderno, pero continúa generando el mismo embrujo de hace 25 mil años, cuando un escultor talló la Venus de Willendorf.
Ha sufrido todo tipo de censuras: moralistas, religiosas y feministas y, sin embargo, el tema  sigue vigente, en esencia porque desvela lo que se oculta. Ver un desnudo es como cuando alguien te va a contar un secreto y por nada te lo quieres perder.

2) Hilo Chen

El desnudo en el arte de la pintura 

Desde el punto de vista del arte el cuerpo humano ha ocupado un lugar primordial dentro de los estudios de artistas de todos los tiempos. Trabajos como el canon de Policleto o el Hombre de Vitruvio de Leonardo, demuestran la preocupación que a lo largo de la Historia del Arte ha habido por plasmar el cuerpo humano como sinónimo de proporción, de perfección o de belleza. Es así como lo manifiesta William Shield: "el arte, en su anhelo de simbolizar de la mejor forma posible su concepción de lo bello, ha recurrido casi siempre al cuerpo humano".
Pero sin duda, esas ideas sólo podrán reflejarse a través del cuerpo en su más íntima expresión, en su esencia: el desnudo. Es inevitable participar del desnudo para representar la figura humana.


3) Jacob Collins

La representación del desnudo del hombre y la mujer en la historia del arte ha sufrido una constante evolución, ya que el ideal de belleza y proporción a lo largo de los siglos han sido conceptos muy variables. Podría hacerse así un estudio de la sociedad y de los gustos estéticos de la misma, basándose en la investigación de los desnudos y cuerpos representados en el arte.
En este siglo (XX) el cambio más significativo es el rol de la mujer en el arte. Pasa de ser objeto a ser sujeto creador de arte.
La mayoría de los desnudos de las obras maestras de la Historia del Arte son femeninos. La mujer se concibe como objeto susceptible de ser arte, pero no como sujeto.
El cuerpo de la mujer fue tratado por el artista varón a través de diferentes etiquetas que él le impuso: virginidad e inocencia, tentación y lujuria… personificadas en Eva, Magdalena, diosas, ninfas, amas de casa, prostitutas…

4) Fabio D'Aroma

El feminismo ha criticado duramente la representación del cuerpo femenino como objeto de deseo sexual para el hombre. Un motivo fundamental de la numerosa aparición del desnudo femenino en el arte se debe al placer visual que causa en el creador de la obra y el espectador masculino, al que va casi siempre dirigida. La mujer se concibe como un espectáculo, como un objeto fetichista, como signo de la belleza… El problema no reside en que el cuerpo femenino resulte bello, sino en que sea y haya sido usado como un mero objeto.
Un caso extremo en el que el feminismo quiere poner fin a este uso de la mujer como objeto es el de Mary Richardson, que en 1914 apuñaló a la "Venus del Espejo" de Velázquez por considerarla un icono de la mujer como mero objeto bello. 

5) John Neil Rodger

En la década de los 70 se funda la organización Women Against Rape (Mujeres contra la violación). Entre sus principios encontramos la dura crítica y el rechazo al desnudo femenino en la pintura, al considerar que esta representación del cuerpo desnudo de la mujer es un acto de violación. La mirada masculina sobre un cuerpo indefenso es un modo de agresión. Para ellas resulta igual de violento el pincel del artista que la agresión física al cuerpo real.

6) Li Xiaogang  

En la actualidad cabe destacar a las Guerrilla Girls, colectivo feminista nacido en 1984 en Nueva York. Se mueven bajo el lema: ¿tienen que estar las mujeres desnudas para entrar al Metropolitan Museum?, aludiendo a que menos del 5% de los artistas contemporáneos en este museo son mujeres, pero el 85% de los desnudos son femeninos.
Desde tiempos inmemoriales la representación del desnudo femenino es consustancial al arte y así sigue siéndolo. Cabe aquí preguntarse en qué profundidad del subconsciente humano reside esta obsesión por tales imágenes. 

7) Paul Brown   



EL TEXTO CENTRAL HA SIDO REPRODUCIDO DE BLOG:
El genio maligno


No hay comentarios:

Publicar un comentario