Redes

viernes, 11 de julio de 2014

Yo también puedo ser un artista conceptual



Esta es una historia mínima y simple, no por eso deja de ser interesante. Mi hija, que había venido de Mendoza a visitarnos, me pidió que le reparara una vieja caja de madera y, en lo posible, le pintara "algo" para que se vea más bonita. Le compré bisagras, le pinté la parte superior de blanco y le realicé dos trazos de espátula cruzados sobre el fondo (tal como se ve en la foto).


Cuando la vio exclamó: "Papá ¿por qué hiciste eso tan feo?". "Es una obra conceptual", le contesté y entré a explicarle mis fundamentos: Los trazos de pintura color ladrillo representan la preposición "por", inicio de todas las grandes preguntas que han inquietado a la humanidad. Podemos realizar un interminable listado de preguntas que empiezan con la palabra "por" y le dí algunos ejemplos: 


1)   ¿Por qué hiciste eso tan feo?
2)   ¿Por qué hoy es miércoles?
3)  ¿Por qué vemos nuestras venas azules si la sangre es roja?
4)   ¿Por qué los extraterrestres no dan señales?
5)   ¿Por qué se muere la gente buena?  
6)   ¿Por qué no todos somos lindos?  
7)   ¿Por qué ya no se escriben cartas de amor?  
8)   ¿Por qué Plutón ya no es un planeta?  
9)   ¿Por que Dios guarda silencio?  
10) ¿Por qué dicen que el fruto prohibido era una manzana?
  Quedó bastante conforme con mi explicación y guardó sus alhajas en el interior de su nueva cajita conceptual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario