Redes

sábado, 23 de agosto de 2014

Egon Schiele: demasiado joven para morir

"Amor entre un hombre y una mujer"

Podemos decir sin riesgo a equivocarnos que Egon Schiele fue uno de los primeros en "resistir" a comienzos del siglo XX. Es cierto que el avance del arte abstracto sobre el figurativo era avasallador y nada lo pudo detener, pero también es cierto que en su corta vida y gran producción dejó más testimonios, remeció más conciencias y provocó más escándalos que cien abstractos juntos.
Nuestro homenaje a este gran artista que murió demasiado joven.
 

En los comienzos del siglo XX, Gustav Klimt era el pintor más característico del Jugendstil, estilo artístico predominante en Viena equivalente al Art Nouveau. Su audaz utilización de la forma y el color provocaron que otros dos pintores, alumnos suyos, encontraran su estilo expresionista propio. Oskar Kokoschka y Egon Schiele dieron vida propia al expresionismo austricaco, ayudados por las teorías de Sigmund Freud. En Alemania, el movimiento expresionista  provocó la revolución en las artes plásticas y ejerció un influjo que afectó a la literatura, al teatro, cine y arquitectura. Por tanto Kokoschka y Schiele fueron abanderados principales de ese movimiento en el que militaban Kandisky, Otto Mueller, Nolde, Beckman, Otto Dix, Kirchner y otros.
Egon Schiele (1890-1918) consiguió un lenguaje pictórico de enorme fuerza expresionista en la que contorsiones y deformaciones consiguieron hacer del cuerpo el elemento dominante. Su apuesta arriesgada y rompedora con las costumbres burguesas sobre el sexo en el arte le lleva a crear figuras de hombres y mujeres dispuestos a mantener relaciones sexuales con un entusiasmo que impedía la pose clásica. Schiele dibuja cuerpos cargados de energía libidinosa que se muestran sin tapujos con el deleite de la espontaneidad en primeros planos que se ríen de la distancia del espectador. Todos los tabúes y prejuicios mojigatos fueron transgredidos por las miradas fijas con que a veces las modelos desafiaban a los espectadores, convirtiéndoles en cómplices por el mero hecho de observar la escena.
Esta actitud ocasionó a Schiele graves problemas con la ley que le acusaron de obscenidad y faltas contra la moral. Su recorrido por el terreno de lo físico y los erótico abarcó a mujeres y hombres, jovenes o viejos, feos y hermosos. Su descripción del horror que se esconde tras el deseo carnal le llevó a mirar a su propio cuerpo de manera implacable, integrándolo en su cosmos desnudo.
Sin embargo el estilo de Egon Schiele dejó intacta la dignidad humana; de esa manera sus dibujos casi nunca llegan a traspasar el umbral de la vergüenza para nuestra mirada moderna. Traemos aquí las imagenes de los cuadernos eróticos de un precoz genio artístico que murió sólo con 28 años. 


  
















Ver también:

¡A la cárcel con Egon Schiele!

 

Datos biográficos


Egon Leo Adolf Schiele más conocido como Egon Schiele (Tulln an der Donau, Austria, 12 de junio de 1890 – Viena, Austria, 31 de octubre de 1918), fue un pintor y grabador austriaco contemporáneo y discípulo de Gustav Klimt.
Fue uno de los grandes artistas figurativos de principios del siglo XX y junto con Oskar Kokoschka conformaron lo que se conoce por expresionismo austriaco. Su vida estuvo rodeada por un aura de misticismo: de talento muy precoz, murió a la temprana edad de 28 años. A pesar de su corta vida, su obra es muy numerosa: unas trescientos cuarenta pinturas y dos mil ochocientas entre acuarelas y dibujos. Entre su obra creativa figura poemas y experimentos fotográficos. Su particular estilo le situó entre los movimientos expresionistas, especialmente de la Secesión de Viena, con una tipología muy personal.Una de las características más fuertes en la pintura de Schiele es la destreza y la firmeza de su trazo, el cual seguía una vez comenzado sin treguas, hasta el final sin ninguna corrección posterior. Parece que el artista continuaba con su dibujo sin importarle que el modelo se moviera o cambiara de lugar, puesto que la línea seguía su rumbo cargando con toda su dimensión emocional. 
Las principales obras de Egon Schiele se conservan en Viena, distribuidas entre la Österreichische Galerie Belvedere y el Leopold Museum inaugurado en el año 2001 que es el que conserva el mayor número de obras. Así como la mayoría de su gran colección de dibujos se encuentran en la Albertina, también en Viena. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario