Redes

viernes, 8 de agosto de 2014

Los dibujos pintados de Bernardo Torrens


Podemos decir que este es un pintor (¿dibujante?) español célebre no sólo por la calidad de su propuesta sino que, también, por la calidad de su obra. Si bien el desnudo -como tema- es muy seductor para el artista, para la que modela y para el público que observa, por momentos hay una sobre oferta. Sin embargo, este artista ha propuesto algo muy personal e inconfundible: la iluminación y la asepsia cromática. 
En una entrevista exclusiva para este blog, Torrens dialogó sobre arte y realismo.




Por Rubén Reveco - Licenciado en Artes Plásticas


-Después de la hecatombe hace un siglo del arte realista por la irrupción del arte abstracto, ¿considera usted que el arte realista está de vuelta o nunca se ha ido?
-Yo no lo considero una hecatombe, mas bien una exploración de nuevos caminos y formas de expresarse que han aumentado mucho nuestra perspectiva del arte. Obviamente esto conllevo una menor presencia del realismo como lenguaje de expresión artística no solo fagocitado por los “nuevos ismos” sino, también, por la poca calidad de la obra que se hizo durante ese largo periodo desde el punto de vista de pintura realista.. Nunca desaparecido como tal expresión pero si tuvo que buscar su sitio en el mundo del arte.




-¿Y cuál es el sitio que ha ocupado su obra?
-No puedo contestarte a eso. Cuando mi obra este terminada corresponderá a los demás situarla donde se merezca.
-¿En qué momento se decide por la figura humana y por su opción cromática?
-Aunque al principio también pinte algunas naturalezas muertas (que horrible nombre…) la figura humana siempre estuvo presente desde el principio. Después de darle muchas vueltas he llegado a la conclusión que mi obra se ha referido siempre a mi mismo, básicamente. Y también al mundo que me ha rodeado o me rodea.
En cuanto al cromatismo Después de una serie de años en los que he trabajado en lo que yo llamo Acromatismo ahora, desde un par de años hacia aquí el color ha vuelto de una forma natural y hoy es parte fundamental de mi trabajo.
-¿Es usted un pintor realista o hiperrealismo? ¿Qué le resulta más cómodo?
-No me interesan demasiado las etiquetas. Normalmente provocan mas desencuentros que encuentros. Me da igual hiperrealista, fotorealista, realista… Me siento artista y ese tipo de etiquetas reducen aunque entiendo la necesidad de que existan.
-¿Le molesta o le halaga que a su pintura la asocien con la fotografía?
-No me molesta. Normalmente vienen mas de gente que solo conoce mi obra a través de internet o fotografías de catálogos o libros, y al reducir la escala pueden resultar mas fotográficas. Normalmente es un comentario que no me han hecho delante de una obra en la realidad.




-España tiene una gran tradición de arte realista. Usted tiene el museo El Prado a metros. ¿Que pintores antiguos admira?
-La tradición no creo que sea exclusiva de España, aunque ciertamente que tener el Prado tan a mano la conozco mejor. Obviamente Velázquez es impresionantemente grande, pero hay muchos que me interesan y no solo españoles.
-Qué le aconseja a los pintores jóvenes y con talento para el realismo.
Trabajo, mucho trabajo y que sepa aprovechar los fogonazos de la suerte que suelen ser esenciales y no dependen de uno. Y como dice Chuk Close “La inspiración es para amateurs."










No hay comentarios:

Publicar un comentario