Redes

lunes, 11 de agosto de 2014

Marilyn, pintura y diseño perfecto



"Yo sólo quiero ser maravillosa"

Lo dijo Marilyn una vez y lo logró en plenitud. Para el arte lo maravilloso es como la miel a la abeja, inseparables. Los artistas desde hace medio siglo han estado encandilados con esta obra de arte. Marilyn es arte y el arte no hace más que reproducir lo maravilloso.
Hemos seleccionado algunas de las mejores imágenes de una estrella que cada día brilla un poco más.



52 años sin Marilyn

Marilyn Monroe, icono absoluto de la sensualidad y el glamour y arquetipo de la rubia explosiva, murió súbitamente el 5 de agosto de 1962, pero su aura de símbolo sexual sigue intacta.
No fue la primera mujer atractiva de Hollywood. Ni siquiera era una rubia natural. Pero con su famoso suéter ajustado de color rojo, sus desnudos en Playboy, y el vestido plisado levantado por la brisa sobre una rejilla del metro de Nueva York, la joven Norma Jeane Baker enloqueció a Estados Unidos y al mundo.
Fueron sus amoríos y matrimonios los que le otorgaron una fama que iba mucho más allá de la lista relativamente modesta de sus películas, pero su imagen de símbolo sexual sigue siendo venerada por estrellas del pop, actrices y amantes de la moda.




“Marilyn Monroe logró tener un aura”, dijo Goetz Grossmann, productor ejecutivo de una película sobre la actriz. “Uno no puede escapar a Marilyn Monroe. Ha alcanzado un estatus icónico”.
Además de los filmes autobiográficos, como el reciente “Mi semana con Marilyn”, Hollywood, la industria de la música y el mundo de la moda siguen hechizados por esta bella mujer muerta el 5 de agosto de 1962 a los 36 años por una aparente sobredosis de drogas en lo que podría haber sido un suicidio.
Según escribió en Elle.com el estilista Joe Zee, “la bomba” sigue inspirando a las pasarelas. Y celebridades como Taylor Swift y Scarlett Johansson suelen adoptar su emblemática imagen de pronunciado escote, rizos rubios y vestidos blancos ajustados.




Megan Fox se hizo -y después se quitó- un gran tatuaje con la cara de Monroe en su antebrazo. Y Lindsay Lohan no oculta su obsesión con Marilyn: en su última aparición en Playboy imitó a la Monroe desnuda de la edición de 1953 de la revista de Hugh Hefner. “Me identifico”, confesó la joven actriz.
El duradero magnetismo de Monroe puede parecer extraño. A pesar de su brillante actuación en “Some Like it Hot” (1959, Con faldas y a lo loco en España, Una Eva y dos Adanes en Latinoamérica) y otro puñado de películas, su trayectoria en Hollywood no es destacada, y su historia de desamor y oscura muerte tampoco parecen recomendables.
Permeándolo todo está su sex-appeal, pero aún así queda poco claro si su personalidad seductora evidenciaba su independencia o su sumisión a los hombres.



Para Lois Banner, autora de la reciente biografía “Marilyn: The Passion and the Paradox” (Marilyn: La Pasión y la paradoja), no hay duda de que Monroe controlaba el uso de su cuerpo.
“Ella forjó su carrera”, dijo Banner en una entrevista telefónica. “Era muy astuta. Sabía muy bien lo que estaba haciendo y se arriesgó… Los diarios querían una rubia explosiva y eso es lo que fue”.
Según Banner, que pasó 10 años investigando los pocos resquicios sin explorar sobre Marilyn Monroe, la actriz era consciente de que jugaba un partido de alto riesgo, y perdió el control sólo hacia el final, cuando se vinculó con los Kennedy y con el Rat Pack de Frank Sinatra.





“Se acostaba con los hombres para llegar a la cima. ¿La usaban? Sí. ¿Ella los usaba? Sí”, dijo Banner. “Mostraba su cuerpo porque quería mantener su poder sobre los hombres”.
Pero Rosanna Hertz, profesora de sociología en la universidad Wellesley College, aseguró que Monroe no era la heroína de las mujeres jóvenes.
“Cuando la sexualidad se comercializa, la cuestión para mí es: ¿Quién lo controla?”, dijo Hertz.
En todo caso, la historia de Monroe podría verse como una advertencia para las mujeres que tienen la esperanza de que su atractivo les traiga glamour y riqueza.
“Hay que trabajar mucho para convertirse en una esposa trofeo”, dijo Hertz. “Es algo que muchas jóvenes tratan de emular”. (El programa de televisión) The Bachelorette trata sobre eso. No creo que las chicas que aspiran a eso sepan lo difícil que es: averiguar quiénes son los hombres ricos, perseguirlos…”.



Muchas trataron de imitar a Monroe, pero una de las pocas que logró igualar -e incluso superar- su fórmula de sensualidad y estrellato es la cantante pop Madonna.

También ella se tiñó de rubio y se inventó un nuevo nombre, y desarrolló una carrera sinónimo de confianza sexual.

Pero aunque puedan parecerse, Madonna es fuerte cuando Marilyn era frágil y esta es la diferencia fundamental que le permitió a Madonna sobrevivir.
Madonna “es una máquina, siempre bajo control”, dijo Grossman. “Marilyn es una precursora de Madonna”, agregó Hertz.



 Marilyn Monroe, 20 curiosidades y 20 frases célebres
   
1. Su verdadero nombre era Norma Jean Morteson,  nació en Los Ángeles el 1 de Junio de 1926.   
2. El American Film Institute la considera entre las diez mejores estrellas femeninas de todos los tiempos. 
3. Estuvo casada 4 veces:
A los 16 años de edad, se casó con James Dougherty, un militar que vivía próximo a su casa, con quien apenas estuvo casada dos años debido a los celos.
Tiempo después contrajo nupcias con el guionista Robert Slatze, con quien estuvo casada tan sólo un fin de semana.
En 1954 se casó con el jugador de béisbol Joe DiMaggio,  estuvieron juntos 3 años, pero mantuvieron su amistad hasta la muerte de Marilyn.
Su último marido fue el dramaturgo Arthur Miller en 1956, estuvierón juntos hasta 1960.
4. Su infancia fue muy desgraciada, su madre sufría ataques de locura y la niña pasó de hogar a hogar y de orfanato a orfanato. Su padre era desconocido aunque ella fue registrada con el apellido Mortenson.
5.  A los 15 años fue violada y entregó a su hijo, fruto de la violación, a un orfanato.
6.  En una encuesta realizada por Virgin Mobile, Marilyn ocupó el segundo lugar de los íconos que a los británicos les gustaría traer después de muertos, siendo superada sólo por Diana, princesa de Gales. 
7. El color natural del pelo de Marilyn Monroe era castaño.
8. Se lavaba la cara 15 veces al día, debido a un temor de manchas.
9. Creía que el lado derecho de su rostro era su "mejor perfil".
10. Durante el rodaje de "Con faldas y a lo loco" Marilyn llegaba todos los días al plató dos horas tarde. A veces, se encerraba en su camerino y se negaba a salir. Billy Wilder acabó tan harto de ella que se aseguró de que no la invitaran a la fiesta de fin de rodaje. 
11. Su oportunidad le llegó de la mano de Groucho Marx en la película "Amor en conserva". Era insegura e impuntual y retrasaba todo lo posible el momento de ponerse ante las cámaras. Llegó a repetir hasta 65 veces alguna de sus escenas. 
12. La película "The Misfits" (1961) fue el último filme en que aparecieron tanto Marilyn Monroe como Clark Gable.
13. Marilyn apareció en un total de 29 películas.
14. La canción "Candle in the Wind" de Elton John, se grabó como un homenaje a Marilyn.
15. Le gustaba de la música de Louis Armstrong, Beethoven y Mozart.
16. El perfume favorito de Marilyn fue Channel Número 5 y su tienda favorita era Bloomingdale's. Su bebida favorita era Dom Perignon 1953.
17. Siempre tuvo terror a dormir y no podía conciliar el sueño sin tranquilizantes. Tenía una fuerte adicción a los somníferos.
18. Fue votada por la revista People "la mujer más sexy del siglo" en 1999.
19. Monroe falleció el 5 de agosto de 1962 a causa de una sobredosis de barbitúricos, en circunstancias nunca esclarecidas. El informe policial calificó el suceso como un "probable suicidio", pero por falta de pruebas los investigadores dejaron abierta la posibilidad de que hubiera sido asesinada.
20. Dicen que Joe DiMaggio fue el hombre que más la amó. Desde la muerte de Marilyn, Joe enviaba  un ramillete de rosas llegaba puntualmente todos los lunes, miércoles y viernes a la tumba de la actriz, hasta el pasado día 1 de septiembre  de 2010, día que Joe cortó el vínculo floral que aún mantenía con el recuerdo de la actriz.

 

Sus frases                                                                            

1. Soy egoísta, impaciente y un poco insegura. Cometo errores, pierdo el control y a veces soy difícil de lidiar. Pero si no puedes lidiar conmigo en mi peor momento, definitivamente no me mereces en el mejor.
2. ¿Qué tan bueno es ser Marilyn Monroe? Por qué no puedo simplemente ser una mujer normal? Una mujer que puede tener una familia... Me conformaría con un solo bebé. Mi propio bebé.
3. No quiero hacer dinero. Yo sólo quiero ser maravillosa.
4. Vivir sola es como estar en una fiesta donde nadie te hace caso.
5. No me importa vivir en un mundo de hombres, siempre que pueda ser una mujer en él.
6. ¿No cree que deberíamos tener un hijo juntos para que tuviera mi físico y su inteligencia? (en conversación con Albert Einstein).
7. Nunca me ha gustado el nombre Marilyn. A menudo he deseado que aquel día me hubiera quedado con Jean Monroe. Pero supongo que ahora es demasiado tarde para hacer nada sobre ello.
8. Estoy intentando encontrarme a mí como persona, a veces eso no es fácil de hacer. Millones de personas viven toda su vida sin encontrarse.
9. El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza.
10. En Hollywood te pueden pagar 1.000 dólares por un beso, pero sólo 50 centavos por tu alma.
11. Es mejor estar sola que infeliz con alguien.
12. El hombre tiene que estimular el ánimo y el espíritu de la mujer para hacer el sexo interesante. El verdadero amante es el hombre que la emociona al tocarle la cabeza, sonreír o mirarla a los ojos.
13. Los maridos no son nunca amantes tan maravillosos como cuando están traicionando a su mujer.
14. Ojalá que la espera no desgaste mis sueños.
15. En Hollywood la virtud de una chica importa mucho menos que su peinado.
16. La gente comenzó a decir que yo era lesbiana. Sonreí. No hay sexo incorrecto si hay amor en el.
17. Nunca he dejado a nadie en quien haya creído.
18. Me gusta estar totalmente vestida, o si no totalmente desnuda. No me gustan las medias tintas.
19. Los perros no me muerden. Sólo los seres humanos.
20. Una carrera es una cosa maravillosa, pero no sirve para acurrucarse contra ella en una noche fría.



Ver también:



No hay comentarios:

Publicar un comentario