Redes

lunes, 25 de agosto de 2014

¿Quién conoce a Amalia Pica?





Amalia Pica presenta su primera muestra en la Argentina. El 12 de diciembre se dio por inaugurada la última exposición en el MNBA, de Neuquén, del presente año.


Por Rubén Reveco, licenciado en Artes Plásticas

Si una cualidad destaco en Oscar Smoljan, director del MNBA,  es la de saber vender un producto, hacerlo atractivo y finalmente necesario cuando en realidad no lo es. Es como vender intangibles y el arte contemporáneo se ha convertido en un producto de esas características: no ves arte por ningún lado, es un concepto, no tiene valor estético y finalmente es innecesario para nuestras vidas. Pero ahí es donde sobresale la cualidad alquimista del vendedor. Darle valor a algo que no lo tiene y volverlo importante.
Desde la inauguración del actual edificio (y antes) llegaron al MNBA muestras muy interesantes, pero este año ha sido lamentable. A sus autoridades les agarró algo así como un ataque de fundamentalismo contemporáneo. Estamos terminando el año muy mal. La muestra de Amalia Pica es una de las más flojas y si no es por la intervención que la llevó a pintar de blanco el caballo de José de San Martín, me aventuro a predecir que será la más desapercibida.

Ella es argentina



Pero además neuquina, lo que al parecer le confiere un valor agregado, es muy joven (nació en 1978). Y ya se le ha conferido el honor de exponer en el Templo Sagrado del Arte. Esto más que un privilegio, les hace mal a los jóvenes que creen que ya están; que ya llegaron; que su obra es importante; que su obra es necesaria. Al estar inmersa en el "circulo vicioso" no perciben que sólo son un eslabón más de un sistema perverso creado por las financieras que necesitan especular y buscan "artistas emergentes" para invertir en arte, no comprar o coleccionar, sino que invertir porque suponen que en tres o cinco años más podrán obtener grandes dividendos. O sea, es una inversión a largo plazo.

La chica que quería ser artista



Amalia Pica, en cuestión, no es lo que Smoljan nos quiere vender, y no es que yo pretenda desmitificarla. Que haya expuesto en la Bienal de Venecia, o galerías de Europa o EEUU no la hace una buena artista. Seguramente, como todos los artistas emergentes contemporáneos tiene un buen representante encargado de vender sus originales creaciones y seguir un programado libreto: 1) Generar polémica con una intervención pública (lo logró) 2) Contactar los medios que siempre están atento a estímulos visuales (logrado)  3) Inaugurar.



El aporte más sustancial de la artista a Neuquén fue pintar de blanco el caballo del general José de San Martín. Meses más tarde el municipio tuvo que proteger el Monumento de los "enchastradores profesionales", según lo expresara en intendente de la ciudad Horacio Quiroga.



Nota de la Redacción: 

Artículo recuperado del blog Resistencia Realista  

Publicado en diciembre de 2013 

No hay comentarios:

Publicar un comentario