Redes

viernes, 5 de septiembre de 2014

La ronda nocturna: Atrapando al ladrón





Existen  intervenciones, puestas en escena o performans (no importa cómo se llamen) que son maravillosas. Como en este caso, cuando una obra de arte sirve de inspiración y es recreada no importando el escenario.

Con las nuevas tecnologías es difícil atraer al público a los museos. En Holanda tomaron el famoso cuadro de Rembrandt de 1642 y simplemente le dieron vida, para sorpresa de personas que estaban en un centro comercial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario