Redes

martes, 9 de septiembre de 2014

Gigino Falconi: ellas en el puerto esperan

Gigino Falconi nació 21 de marzo 1933, en Giulianova, Italia.


La mayoría de las veces antes de escribir sobre la obra de un pintor procuro documentarme. Leo de todo, pero muchas veces me encuentro con textos complejos, indescifrables e incomprensibles. No entiendo por qué los teóricos (críticos, historiadores de arte o periodistas) la hacen tan difícil. Parecieran que quieren presumir usando palabras extrañas y metáforas poco justificables. Para demostrar (creo yo) que son profesionales muy instruidos en la materia.

Por Rubén Reveco. Licenciado en Artes Plásticas


Del catálogo de su última exposición:

“Las obras de Falconi se parecen a las metáforas de la existencia, las dulces ilusiones de su primer amor y la verdad última”.

“Metáfora de la existencia”, “primer amor”, “verdad última”, no entiendo nada. Sinceramente no sé dónde ven todo eso en la pintura de Falconi. Claro que los catálogos de las exposiciones son la oportunidad para la lírica exultante del tonto solemne.
Para analizar una pintura se deben tener dos aspectos en cuenta: los formales y los conceptuales. Y todo es muchos más simple de los que parece.



Aspectos formales:

1) Es más dibujante que pintor (podría ser un buen dibujante de cómic).
2) Prefiere los valores a los colores. Blanco y negro, que se disputan el dominio del espacio.
3) Sus composiciones son complejas. Casi siempre hay una diagonal que cruza el cuadro.
4) Predominan las mujeres jóvenes, ataviadas con vestidos blancos.
5) Siempre está el mar o un río a lo lejos.
6) Los ámbitos no están definidos claramente. Pueden ser interiores o espacios exteriores.


Aspectos conceptuales:                              

1) La influencia de la antigua cultura clásica siempre está muy presente en los actuales artistas italianos.
2) ¿Quién es esa Penélope que espera la llegada de un barco?
3) La naturaleza se mezcla en despojos a la arquitectura. Sin embargo, el caos ha pasado, ahora hay silencio y soledad.
4) Ellas se consuelan en su dolor. ¿Por qué están tristes?












No hay comentarios:

Publicar un comentario