Redes

martes, 31 de marzo de 2015

De blog a blog: El Dibujante 2.0




"El Dibujante 2.0" (en receso) ha sido uno de los blog de arte más interesante de habla hispana. El español Juan Muro es su creador y promete volver a editar esas notas tan interesantes a lo que nos tenía acostumbrado: "Lo sigo manteniendo abierto -expresa- pero cada día tengo mayor intención de completarlo con una sección de escultura"Actualmente embarcado en un gran proyecto escultórico, se tomó un tiempo para dialogar sobre el arte, el mercado y la importancia de la formación artística.


"Todo este proceso de arte es un permanente diálogo entre la piedra y el autor. Durante el trabajo creativo la obra es solo un esbozo, una idea sin concretar. Pero cuando se acaba, el autor deja de tener importancia, incluso la aventura que ha sido el proceso tampoco importa, la obra es todo lo que queda y debe transmitir sola, sin necesidad de explicaciones, el mensaje que el autor quiso contar a través de ella".



Por Rubén Reveco, Licenciado en Artes Plásticas



-¿Es Juan Muro un escultor? 
-Yo soy artista, sí. Pero ni me gusta hablar de mi ni de mi currículum. De hecho nunca firmo mis obras
-¿Y quieres hablar de "El dibujante"
Sí, excelente, no me importa hablar de mi arte, pero lo importante no soy yo, es el arte.
-El anonimato premeditado es una actitud de riesgo en un mundo tan personalista. Me recuerda cuando Miguel Angel debió cincelar su nombre en La Piedad porque especulaban quién podía ser el autor...
-Cierto, pero yo tengo mucha suerte. Nunca hago exposiciones, lo vendo todo desde mi taller. No quiero ser conocido, mis cuadros llevan claves anotadas por si hay plagio, pero nunca lo ha habido.
-No tienes suerte pero vendes ¿cómo se explica esa aparente contradicción?
Si, sí, tengo mucha suerte. Aunque disfrazada de mucho trabajo. Pero el mercado nunca tuvo nada que ver con el arte, y ahora lo que hace es corromperlo.
-¿Alguien duda que el arte está en manos de los mercaderes?
Sí, amigo, eso sucede de continuo. El artista se ve obligado a vender, y el mercado quiere obras que le sirvan de billetes, de moneda de cambio.
Ello obliga al artista a dedicarse a otra cosa que no sea el arte para poder mantenerse y poder ser independiente en buena medida.
-¿Un artista que renuncie a ser artista para zafar de los especuladores? ¿Entendí bien?
No, no tienes que renunciar a ser artista, solo es que no se puede vivir del arte sin estar sometido a los especuladores. Así que mejor no vivir del arte y seguir haciéndolo. Bueno, cada cual tiene su fórmula. Esta es una que a mi me va bien. El mercado del arte, aún está sumido en una enorme burbuja, que explotará pronto, pero los artistas, lejos de ella, han reaccionado.
-¿La docencia puede ser una buena alternativa para un artista, por ejemplo?
En efecto, aunque hay otras, la docencia es la mayor salida que tiene el artista actual.
-Tu hacías excelente docencia en El Dibujante, sin embargo...
Sí, cierto. Creo que en España, y en general en el mundo latino, no nos han enseñado la historia del arte como debe hacerse, que es asociada al maestro, o al momento de la obra. Por eso inicié elDibujante, que tengo intención de ampliar a la escultura y luego a otras artes.
-Sin embargo, hay muchos pintores jóvenes que se quejan de sus profesores en las facultades de arte. Que no les enseñan a dibujar y que están más preocupados de las instalaciones, arte conceptual y todas las variantes del llamado arte contemporáneo...
Sí, las facultades de Bellas Artes se interesan más por el 'arte' contemporáneo que por el clásico, y ello hace que el artista pierda oficio. Por ejemplo hoy casi es imposible encontrar escultores que se dediquen a la talla de mármol de tamaño natural, y a los pintores la proliferación de diferentes tipos de pigmentos excelentemente preparados hace que olviden la manera de hacerlo ellos mismo o de preparar los lienzos, por poner solo dos ejemplos.
-Bien, el artista artesano, como en la Edad Media o en el Renacimiento.
-Pero el arte conceptual y el abstracto ha muerto. Desde la última gran obra de este tipo de arte, la bóveda del edificio de Naciones Unidas en Ginebra, del español Miquel Barceló, y su consecuente escándalo ya nadie se  atreve a pintar abstracto.
-¿Qué pasó?
Pues que cobró un dineral por una mierda y la gente se escandalizó. Los artistas ya estábamos hartos. 
-¿No más vanguardias?
En las vanguardias postexpresionistas, se producen tres condiciones que influyen mucho en nuestro oficio:
La primera es que se rompe el diálogo entre el artista y el espectador. Nadie entiende la obra, que hay que explicar, y surge el debate de ¿Qué es arte?
La segunda es que acceden a la vanguardia autores que no tienen una mínima formación, es el "éso lo pinta mi hija pequeña!".
-¿Y tercera?
Ante la falta de criterios claros, el mercado del arte se deforma y autores y obras comienzan a valorarse por cuestiones foráneas al propio arte, de manera que se forma una burbuja financiera en la que nadie entiende nada.
Pero ahora el neorealismo pictórico vuelve a tomar la vanguardia del arte desde Florencia y Nueva York. Con autores que venden por encima del millón de euros o dólares, como Roberto Ferri o Jacob Collins.
El neorealismo trae nuevos planteamientos: Nada de hacer imágenes mono focales, no se puede copiar ni calcar de fotos. Hay que pintar como nos enseñaron los maestros clásicos (aunque sin sus artilugios ópticos y avanzar en la estética.
-¿Crees que gracias a los nuevos medios de comunicación (Internet, redes sociales, blogs) se empieza a escuchar la voz de los que no tienen voz?
Entre los artistas sí se les escucha a los que no tienen voz, pero hay otra parte del mundo del arte que no quiere oír este mensaje porque hay muchos intereses económicos creados.
-¿Será que los pintores realistas se demoran mucho en resolver sus trabajos y el mercado necesita cantidad y no calidad?
El buen artista no debe hacer muchas obras. No puede. Solo son buenas muy pocas de las obras del mejor artista. El artista no puede ni debe pensar siquiera en el mercado a la hora de hacer su arte.
El artista debe hacer muy buenas obras, no muy numerosas. Ya lo decía Leonardo cuando lo de "L'arte ch'e cosa mentale". Cuentan que Fidias llegó a realizar cinco grandes obras maestras del arte universal, pero de ellas solo conservamos referencias míticas. Nadie, ni Miguel Angel, consiguió luego tanto.

Tallando el mármol





Paso a paso


Sé amigo en facebook de 

No hay comentarios:

Publicar un comentario