Redes

domingo, 1 de marzo de 2015

José Higuera prepara muestra para abril en Madrid




España sigue siendo la cuna y sostén del realismo en el mundo. En pleno siglo XXI muchos artistas jóvenes continúan apostando a este estilo de hacer arte: de frente a la gente, representando lo que conocen y preocupados por la problemática contemporánea.


José Higuera es un pintor realista español, nacido en Cantabria (1966). Desde su infancia muestra un gran interés por el dibujo y la pintura. Alentados por sus profesores y viendo su familia que su interés por el arte es cada vez mayor, no tardan en proporcionarle los materiales necesarios para sus primeros pasos dentro del mundo de la pintura por lo que a los diez años comienza a pintar al óleo. Toma su primer contacto con las técnicas más básicas, que en un principio le inician en el paisaje, debiendo señalar por otro lado, que su formación como artista es básicamente autodidacta, aunque con las inevitables influencias de los movimientos creativos que el va descubriendo y que van conformando su propio estilo, siendo la realidad en todas sus formas la temática que protagoniza toda su obra.




Sus primeras exposiciones son acogidas con gran interés y no tarda en realizar las primeras ventas lo que le anima a continuar por el no siempre fácil camino del arte, del arte como oficio.



Trabaja en exclusiva durante años para la sala de arte y subastas de Madrid lo que le proporciona la experiencia y los contactos profesionales necesarios para dedicarse a la pintura como única actividad, al tiempo que alterna numerosas exposiciones por diferentes salas de USA y Europa. En la actualidad reside en Cantabria (España), donde la realidad (como tema) sigue ocupando su tiempo.




-Expone en la Galería Zúccaro ¿qué obra muestras y que importancia le asignas a la exposición?
Esta exhibición es importante para mi porque hace bastante tiempo que no expongo en España.
Madrid además es una ciudad crucial, es ahí donde empecé mi relación profesional con la pintura; donde dí mis primeros pasos como pintor y de la que tengo mis mejores recuerdos.
La obra que muestro es una representación de las tendencias en las que en los últimos años he estado trabajando.
Por eso la figura o los paisajes urbanos tendrán un protagonismo destacado en la misma.
Habrá también algunas de las obras que considero representativas y a las que tengo gran estima.
La exposición estará abierta durante todo el mes de abril y espero que tenga una buena  acogida.
-Consideras que en este momento existe una mejor receptividad por parte de las galerías para mostrar arte realista?
-Pues considero que efectivamente el momento actual es bueno, desde el punto de vista, es un regreso a la realidad por importantes corrientes artísticas de todo el mundo, considero además que no solo es bueno para los galeristas más avispados sino también para el público en general, que siempre ha acogido la realidad, como algo importante, comprensible y lleno de sensibilidad.
-¿Y qué había sucedido?
-Fueron más bien algunos "pseudo comisarios" y consejeros artísticos los que lamentablemente (para los compradores que les hicieron caso), cometieron al absurdo y pretencioso error de decidir qué es lo que vale y lo que no, sin tener en cuenta que el único filtro que ha de pasar el arte no es el de su obsoleta opinión, sino más bien, el del tiempo.
-¿Se percibe un cambio?
-El mundo está en un proceso de cambio y regeneración que es totalmente imparable e inevitable. Esto contribuirá, eso espero…, a que los macro proyectos destinados a albergar "arte de vanguardia" (apadrinados por iluminados y dinero que al parecer sobraba, haciendo de algunos cajas llenas de humo que  alejan al público en lugar de acercarlo.... en muchos casos), sean sitios más frescos, donde el arte sin más, pueda entrar y donde las opiniones de quienes sueñan con ser los más adelantados en corrientes vanguardistas no estén tan presentes, lo cual además convertirá ese aire de su interior en más claro y fresco acorde con el  acero y cristal que les cubre.






La temática sigue casi exclusivamente en torno a la figura humana, el paisaje urbano o rural y desnudo. Pocos artistas reflejan la guerra, el terrorismo, la miseria... ¿El realismo debería ser el cronista y testigo del momento actual?
-Creo que efectivamente el realismo ha de reflejar de una forma más fiel el momento actual y no lo hace. Es cierto que quizá debiera de tratar temática más comprometida y ser crítico con muchos aspectos de esta sociedad...
En cuanto a cual es el motivo por el que no lo hace o no hay demasiados artistas destacados que reflejen o cuestionen aspectos denunciables en sus obras, yo personalmente tengo mi propia opinión. Considero que lo deseable sería profundizar en algunos temas más allá del simple reflejo de una situación puntual, e ir a los motivos que la causan. Esto que aparentemente puede parecer sencillo, puede transformarse en un inconveniente manifiesto en la apuesta personal que cada uno ha de trazarse. Lo que me hace pensar que precisamente este, ha de ser el más denunciable de todos.
No estoy tan seguro que el presente sea tan libre como pretenden hacernos pensar.










El artista.

Sé amigo en facebook de 


No hay comentarios:

Publicar un comentario