Redes

lunes, 27 de abril de 2015

Los paisajes de Peder Mork Monsted



A este artista nunca lo vamos a encontrar en los libros de arte del siglo XX, sin embargo su propuesta simple y bella llega hasta nuestros días con una vigencia tal que hace recordar a los grandes maestros.
El danés Peder Mork Monsted, fue conocido por el espectacular realismo de sus paisajes. 
La suya es una visión romántica y poética de la naturaleza; él era un artista que representa la grandeza y la monumentalidad del paisaje, con un ojo notable para el detalle y color.


Monsted nació en Balle sur de Grenå en la parte más oriental de la Jutlandia, en el oeste de Dinamarca. Posteriormente se trasladó a Copenhague, donde estudió desde 1875 hasta 1879 en la Academia de Copenhague. Monsted tuvo una larga carrera y viajó por toda Europa, Norte de África y el Medio Oriente.
Gustaba para pintar de sombríos rincones a la orilla de los ríos, arroyos, estanques, placenteros mediodías soleados entre frondosos arbustos y árboles y campos pastorales. La de días apacibles que debió vivir pintando estas maravillas.




Monsted fue el pintor favorito del rey Jorge de Grecia; fue invitado a Atenas en 1893, donde pintó la ciudad y el campo griego por un año. Monsted fue capaz de transmitir con éxito el estado de ánimo y la atmósfera de los lugares que visitó; si se trataba de los altos picos de los Alpes suizos o la tranquilidad de los bosques en su país natal. Monsted expuso sus obras en el Palacio Charlottenborg en Copenhague, y sus pinturas se ofrecen hoy en todo el mundo, incluyendo el Museo Dahesh of Art de Nueva York y el Museo Chi Mei en Tainan, Taiwán. 
























Sé amigo en facebook de 


No hay comentarios:

Publicar un comentario