Redes

miércoles, 22 de abril de 2015

Pintores realistas de Brasil del siglo XIX

Río de Janeiro. 1889

Un rápido recorrido -a modo de introducción- por el arte realista del siglo XIX en Brasil. Como podrán ver, no todo es fútbol, playa y carnaval.



Moema, 1866

Victor Meirelles

Victor Meirelles (Florianópolis, Santa Catarina 18 de agosto de 1832 - Río de Janeiro 22 de febrero de 1903) fue un pintor y profesor brasileño.
Fue discípulo en la Academia de Bellas Artes de Río de Janeiro, de Félix Taunay. Se dedicó a la pintura de escenas históricas y de batallas. En 1852 obtuvo una pensión de estudio para perfeccionarse en Europa, trabajando en Italia en los estudios de Minardi y Canzoni y en la Escuela de Bellas Artes de París. Al regresar a su patria (1862) fue nombrado profesor de la Academia.
Pintó varios retratos de la emperatriz de Brasil y algunos cuadros de historia (Combate de Riachuelo y Paso del Humaytá). En colaboración con el pintor belga Langerock pintó los panoramas de Río de Janeiro, el descubrimiento del Brasil, el primero de los cuales se expuso en París en 1899. El lienzo La primera misa en Brasil pasa por ser la obra capital del artista.

Iracema, 1881

José Maria de Medeiros

José Maria de Medeiros (1849-1925) fue un pintor português naturalizado brasileiro.
En 1867 entró al Liceo de Artes y Oficios, y en 1868 ingresó a la Academia Imperial de Belas Artes, estudiando con Vítor Meirelles y Francisco de Sousa Lobo. 


Desnudo recostado

Rodolfo Amoedo

Nació el 11 de diciembre de 1857, en Salvador de Bahía, Brasil. Comenzó a pintar en 1873, y en 1879, viaja a París para completar su formación, en donde tuvo como maestro a Alexandre Cabanel, además de trabajar para Paul-Jacques-Aimé Baudry. En el país francés, permanecería hasta 1887. A su vuelta, es nombrado profesor de pintura de la Aiba.
A su vuelta, sería unos de los causantes de la renovación en la enseñanza y la estética académica de la Escuela Nacional de Bellas Artes en el final del sigl XIX. Aunque aportó una visión basicamente tradicional de la pintura, Amoedo introdujo en Brasil, un realismo burgués en el que minimiza el idealismo en su temática y en la forma de tratar las corrientes neclásicas y del Románticismo, que hasta entonces predominaban hasta ese momento en su país. Sería reconocido como uno de los grandes en el realismo académico brasileño.
Murió en Río de Janeiro, el 31 de mayo de 1941.

El taller del pintor

José Ferraz de Almeida Júnior

José Ferraz de Almeida Júnior (Itu, São Paulo, 8 de mayo de 1850 – Piracicaba, 13 de noviembre de 1899) fue un pintor brasileño del siglo XIX. Es probablemente el más importante pintor realista brasileño del siglo XIX y una gran inspiración para los pintores modernistas. Mientras que la mayoría de los artistas académicos brasileños se hicieron famosos pintando escenas mitológicas o históricas, Almeida Júnior se convirtió en popular por pintar figuras rurales, especialmente granjeros y al caipira, hombres del campo que es una especia de símbolo de las regiones rurales del estado de São Paulo.
Mientras la mayoría de los pintores realistas usaron a granjeros y campesinos como una alegoría de trabajadores, Almeida Júnior pintó sus caipiras principalmente en su tiempo de ocio. 
Almeida Júnior nació en la ciudad de Itu, entonces de pequeño tamaño, en el estado de São Paulo. Después de convertirse en la sensación de su ciudad, sería invitado a estudiar en la Academia de Bellas Artes Imperial Brasileña de Río de Janeiro, pero en 1876 estudiaría en Francia,1 después de recibir una beca del emperador Pedro II de Brasil en persona en la ciudad de Moji-Mirim. Alexandre Cabanel sería uno de sus maestros.
Admiró a los pintores realistas y naturalistas franceses, que ejercieron una gran influencia en su obra. Al regresar a Brasil en 1882 se convirtió en uno de los miembros líderes del realismo en la pintura brasileña.
Fue apuñalado hasta la muerte por el marido de su amante el 13 de noviembre de 1899.


No hay comentarios:

Publicar un comentario