Redes

martes, 9 de junio de 2015

Frases dichas y que recuerdo (Parte 1)





En todos estos años de luchar contra los molinos de viento, han surgido algunas frases que quiero refrescar y que me resultar acertadas. Un discurso convincente está construido de buenas frases y una buena frase es como una pincela justa sobre la tela ¿Vio?
Esta es una breve recopilación ahora que cumplimos un año (23 de junio) con este blog: "El arte de Rubén Reveco"


“El regreso de los muertos vivos”

Resumiendo: esto de convertir objetos en “obras de arte” se está poniendo muy aburrido. Pero los jóvenes siguen encontrando en los funcionarios la predisposición adecuada e incondicional para que muestren en los lugares exclusivos. Sueñan que de Neuquén salga un especie de Mark Rothko, Andy Warhol o Damien Hirst.
Con el relato de que “todo es arte y cualquiera puede ser artista” las artes plásticas sigue dominada por la improvisación. En este mundo artístico dónde nadie pide excelencia ni esfuerzo, ciertos jóvenes aprovechan para instalar sus cándidas puestas en escenas. Después de todo, este mundo es de los vivos. Los muertos ya fueron o están en los museos.


Junto a Anita González Chiang y Aníbal Jofré

-¿Qué importancia tiene el espectador?

-Lo que uno hace adquiere significado cuando en el espectador encuentra una respuesta. El artista no puede vivir sin el público. Además, el arte no existe sin un espectador que busque maravillarse. Emocionarse es una necesidad en el ser humano. Por eso mismo, el arte contemporáneo es una farsa.




Junto a Ana Zitti y Jorge Nadur 


-¿Por qué cree que muchos jóvenes se inclinan por propuestas contemporáneas, como el happening o las instalaciones?

-Experimentar es propio de una edad y las búsquedas son necesarias, está bien que así sea. No tengo nada en contra de las expresiones de la juventud. Lo importante es no perder el rumbo. Las propuestas ligadas al happening, la instalación, etc., terminan siendo ideales para personas que no tienen condiciones pero que les encanta sentirse artistas. Ellos se muestran como precursores, transgresores y modernos. Tal vez sea cierto. Marta Minujín es el mejor ejemplo en nuestro país. Pero todavía no ha demostrado que sea una artista con talento y eso es lo que necesitamos. Les puede sobrar carisma pero con eso no basta para dejar una huella en la historia del arte. Muchos jóvenes -que nacen realmente con condiciones- toman a estos “artistas” como referentes. Ven que están “posicionados” porque lograron cierta fama, éxito ligado al dinero, exposición mediática y eso les parece “cool”. Pero el camino del arte y de la creación va por otro lado: se realiza con esfuerzo, seriedad y mucho trabajo. 

(Entrevista en el diario Los Andes de Mendoza)

Junto a Trini Álvarez y Alejandra Pajares

Sobre Internet, talentos y amigos

Además de los medios tradicionales, Internet se presenta como una gran alternativa en el momento de la difusión del arte, producto del esfuerzo y del talento.
Si en algo pudiese aconsejar a los jóvenes artistas que han sido “tocados por la madre naturaleza”, es que no se dejen engañar por la seudo creatividad que esgrimen los seudos artistas. Ser creativo no significa hacer tonterías en nombre del arte. La creatividad es consecuencia natural del talento y el que lo tenga debe convertirlo en objeto de arte, como siempre ha sido y como sólo ellos son capaces de hacer.





Parte 3

Sé amigo en facebook de 

No hay comentarios:

Publicar un comentario