Redes

martes, 23 de junio de 2015

Frases dichas y que recuerdo (Parte 4)


Junto a Mónica Dolores, Anita González Chiang e Ivonne Coursieres.

Bueno, llegó el día. Hoy cumplimos un añito con este nuevo blog. Un saludo a todos los amigos que nos leen con devoción y a los "otros", también. Es en este espacio donde nos encontramos con nuestras coincidencias y disidencias. Muchas gracias.


Dicen que los realistas no son creativos   

Tu qué quieres ser pintor y, además ser un pintor realista, habrás escuchado que los realistas, figurativos o hiperrealistas sólo tienen una buena técnica y se limitan a imitar. Que son buenos copistas, pero... Que no son más que virtuosos e intérpretes y un montón de cosas por el estilo. No te preocupes, nada de eso es así.
Esto de asociar lo creativo con lo “nunca visto” es producto de una mala interpretación del término “crear”. Sucede que el hombre no es un pequeño Dios, suponiendo que Dios creó de la NADA. 
La Biblia dice que hizo al hombre de barro. Es decir, fue el primer escultor. Pero lo hizo “a imagen y semejanza”. Eso quiere decir que no existe acto de creación al cien por ciento. Siempre tendremos algo en qué referenciarnos, algo que nos ha gustado, que hemos heredado, que nos ha influenciado, que está en nuestros genes, que está atrás pero no olvidado, que es parte de nuestra cultura y que es parte del lugar en que vivimos.
No hay creadores, hay herederos.

(10 consejos para pintores jóvenes (8))

Junto a Richard Gerardo, Horacio Sánchez y Mario Martínez.


¿Qué futuro le ves al arte contemporáneo?

Es una moda de élite en donde se exalta el consumismo y se pagan cantidades exorbitantes de dinero en donde el que compra vale lo que gasta. Para ellos, ‘si no te gusta, es porque no entiendes, no tienes el bagaje necesario’ Yo invito a al público a que exprese sin miedo su opinión. En la medida en que quitemos este yugo y digamos qué no nos comunica y por qué, será como podamos ir evolucionando. Ha hecho un grave daño a las instituciones, pero es una moda que pasará de largo.



Junto a Carlos Mustto


Ser un pintor de tema animalista no es fácil

Ser pintor 
Amar, por sobre toda las cosas, el oficio de pintar. Amar el olor a la trementina y el estudio académico. Saber qué colores debe mezclar para obtener ese verde tornasolado de las plumas de un loro, por ejemplo.
Ser ecologista 
No basta con ser un pintor apasionado, se debe ser un ecologista apasionado. Elegir a la naturaleza como tema y pretender reproducirla con una técnica hiperrealista implica mucho esfuerzo, si el artista no está sustentado ideológicamente, es presumible que al poco tiempo cambie de tema, estilo y técnica. O, lo que es peor, no pinte más.
Ser paciente 
El quehacer del pintor animalista es lento y agotador. El que tenga prisa, que se dedique a ser un pintor de temas abstractos, por ejemplo. 
Gustar de la botánica 
El ideal es que el animal pintado debe ser del hábitat en el que vive el artista. Esto requiere analizar la flora con los ojos de un científico. Conocer y estudiar lo que se va a representar. En especial la fauna regional; del lugar donde le toca vivir y hacer su obra.
Ser modesto 
El ser pintor animalista no es nada original. Desde hace 40 mil años que existen, y siempre han sido artistas anónimos o de segundo orden. Los críticos de arte creen que no es importante lo que hacen.
Deben ser conscientes de que no aparecerán en los libros de historia del arte.
Ser educadores 
Lo que hacen es didáctico, y ayuda a preservar a los animales en vías de extinción. A través del impacto que generan en sus obras, crean consciencia ecológica.

Más que ningún otro, un pintor animalista debe respetar la vida de sus modelos.



Junto a Miguel "Arte Zen"


Sé amigo en facebook de 


No hay comentarios:

Publicar un comentario