Redes

miércoles, 17 de junio de 2015

La solitaria lucha del Museo Europeo de Arte Moderno

José Manuel Infiesta, director del MEAM 


"Un artista de estos (los que exponen en el MEAM) no puede exponer allí (en el MOMA), porque si esto se muestra lo otro se derrumba", expresa José Manuel Infiesta, director del Museo Europeo de Arte Moderno. Uno de los pocos espacios destinados de modo exclusivo a difundir la obra de los grandes artistas figurativos, realistas e hiperrealistas del mundo. En Barcelona, donde está radicado, ha causado un verdadero impacto cultural.
Así lo expresó en el Libro de Visitas un anónimo admirador: "Definitivamente, el mejor museo que he visitado en toda Europa. Una colección que demuestra que el Arte no ha muerto, que tenemos enormes artistas y que sólo es cuestión de hacer llegar este testimonio al resto del mundo."



Extractos

"La fundación lo que pretende es apoyar a los artistas figurativos ¿por qué a los artistas figurativos? Porque consideramos que en el siglo XX el arte ha caído en manos de los especuladores financieros. 
Nuestra fundación nació porque hay toda una generación de artistas que no han podido entrar en este mundo porque su arte a los marchantes no es lo que les interesa y que tienen una calidad extraordinaria. Nuestra misión es defender el concepto de arte como un retorno al arte que respeta la tradición, que respeta la historia; pero que da un salto y habla con el lenguaje del siglo XXI. Por eso de alguna forma el MEAM es la casa de los artistas. 
Se está consiguiendo crear conciencia de que hay una nueva generación de artistas. Una generación que ha roto con todo lo que ha habido en el siglo XX, que ha roto con todo el poder que hay sobre el arte. 
Yo he visto señoras salir llorando y comentarios del tipo “son los mejores nueve euros que pagué en mi vida” o “he vuelto a hacer las paces con el arte contemporáneo porque no sabía que esto existía”. 
Hay otra forma de entender el arte en nuestra época, en 2015 –no en 1990-  a las que el público no llega ¿y por qué? Porque las operaciones económicas que hay montadas están enfocadas a otra cosa. 
El concepto de “ellos” es que el arte no ha de ser inteligible al público, ha de ser aburrido… son dos mundos que no se tocan. Es decir entre el Malba y el MEAM no hay ningún punto de conexión. Para mí el Malba es un gran espacio vacío, que no tiene arte, es una caja vacía. El Guggenhein es como arquitectura una maravilla, y está vacía. Para ellos el MEAM es un exceso de obras de arte que tampoco... Son mundos que no tienen nada que ver. 
Un artista de estos no puede exponer allí, porque si esto se muestra lo otro se derrumba. Es decir, no tiene comparación. 
Lo que hay aquí son obras con lenguaje nuevo. El lenguaje es actual y eso no quiere decir que haya que romper con el pasado. Nuestro pasado es nuestra riqueza, nosotros no somos nada sin nuestro pasado. 
La academia, es una iniciativa privada de una artista del MEAM. La gente se da cuenta de que puede aprender a dibujar y los resultados son espectaculares. Entonces es sorprendente lo que la gente aprende a hacer en un año. Ahora ¿cuáles son los conceptos básicos de la academia? Hay disciplina, hay horarios… son conceptos que el mundo “contemporáneo” ha aniquilado. El que tarda mucho en aprender y hace una obra, hace una obra duradera. El que pretende hacer en dos años una obra, esa obra se muere. Y hay que aprender, porque el que quiere “dar”, primero tiene que “recibir”. No hay genios innatos. El genio nace del oficio. La inspiración nace de la constancia y del trabajo". 


El jurado deliberando en concurso de arte impulsado por el MEAM

Muy interesante ver y escuchar al jurado como realiza una primera selección y posteriormente elige a los ganadores en este concurso de pintura realista. Esta audiencia pública contrasta con el resto de los concursos de arte contemporáneo. Donde ni los concursantes ni el público nunca sabrán por qué fueron rechazados, seleccionados o premiados. 



Ver también:

Sé amigo en facebook de 

No hay comentarios:

Publicar un comentario