Redes

lunes, 6 de julio de 2015

Duffy Sheridan: ¡Muy fino!



Duffy Sheridan es un pintor norteamericano de gran prestigio. Sus pinturas pueden ser encontradas en prestigiosos centros de colección de todo el mundo.
Su obra expresa un excelente dominio del color con una gama cromática basado en los marrones, amarillos, rosas... Además, es un impecable dibujante.


Duffy Sheridan ha estado pintando desde niño. Su padre, también artista, lo animó a aprender a hacerlo. Ha viajado por el mundo y dedicado su vida artística a descubrir cualquier expresión de belleza en lo que ve.
Aunque su familia y él han pasado muchos años en un retiro relativo en lugares remotos del mundo, el trabajo de Sheridan ha atraído la atención de los coleccionistas en los cinco continentes.
Desde su regreso a los Estados Unidos en 1991, su trabajo ha recibido la aclamación internacional.
Durante casi 35 años, las enseñanzas de la fe Baha'i ha sido su influencia primaria tanto en su vida como en su trabajo, y ha dominado su búsqueda continua de ese balance entre el trabajo manual y la expresión artística que permite elevar, de alguna manera, la condición humana.

"Entonces la Virgen del Cielo se asomó desde su Exaltado Aposento - Óleo sobre lino"


El título de ésta pintura es una cita de “The Tablet of the Holy Mariner (La Tabla del Sagrado Marinero)” (Lawh-i-Malláhu'l-Quds), de Bahá’u’lláh, el profeta fundador de la fe Bahá'i. En ésta narrativa simbólica describe con hermosa imaginería mística el viaje de un hombre que busca la senda de la iluminación, y el turbulento pero progresivo renacimiento de la fe humana.
A veces en los escritos Bahá'i el espíritu angelical de la inspiración divina está simbolizado por una jóven doncella. En ésta pintura la hago aparecer como imágen representativa del mundo espiritual, de pie y supervisando el mundo de la creación desde su espacio elevado. He utilizado el diseño de la concha del nautilus para representar la perfección divina tanto en éste mundo como en el espiritual, que es a la vez familiar e ilusorio, abstracto y real. Ella simboliza, en mi presentación, al guardián de los misterios.
Sheridan siente que está en ese proceso de aprendizaje que permite apreciar la riqueza de la humanidad y ha llegado a creer que el propósito de su trabajo debe ser "magnificar la dignidad y nobleza del espíritu humano y la belleza singular de todas las cosas. Cuando la gente mira una de mis pinturas, me gustaría que vieran que los humanos, de hecho, son seres nobles."
La información la traduje del texto de su sitio web, que vale la pena visitar, entre otras cosas porque deja una serie de videos en los que muestra su proceso y técnicas de trabajo.

FUENTE: El Hurgador














El artista.


Sé amigo en facebook de 


No hay comentarios:

Publicar un comentario