Redes

lunes, 5 de octubre de 2015

Cuando un amigo se va

Oscar Smoljan. (Foto diario Río Negro)


Algunas veces fui uno de los críticos más duros de la gestión de Oscar Smoljan frente al MNBA, pero también el primero en reconocer su importante labor a favor de la cultura de Neuquén. Le deseo mucha suerte en su nueva función.

Por Rubén Reveco. Licenciado en Artes Plásticas


A partir de 2016 Oscar Smoljan dejará su cargo como director del Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén (asume como diputado provincial). Hace quince años fue uno de los impulsores para que Neuquén tenga una sede del MNBA y desde ese entonces está al frente de la institución que en 2004 estrenó su sede propia y definitiva. 
"Yo creo que la institución alcanzó una madurez y una consolidación que está por arriba de cualquier persona y que tiene que ir encontrando sus direcciones naturales. Yo apuesto a que, más allá de las personas, el museo siga siendo una institución de las características de hoy ", expresó el funcionario al diario "Río Negro".

Aliado del Arte Contemporáneo

Oscar Smoljan ha defendido en todos sus años de gestión el dogma del Arte Contemporáneo. Ese rejunte de expresiones variopinto que hace las delicias de los inversores; esos que quieren ganar dinero con un arte de realización rápida y de incomprensible valor estético.
Este blog -que muchas veces lo molestó con y sin razón- ha tenido como objetivo ser un contrapeso a todo el aparato propagandístico estatal. Reconocemos que las fuerzas han estado totalmente descompensadas. Ellos tienen el poder y nosotros sólo la razón. Aun así, creemos interpretar a una mayoría silenciosa que mira atónita cuando le muestran los "nuevos paradigmas del arte".
Le reconozco a Oscar Smoljan su incansable laboriosidad y la concreción de un espacio de gran trascendencia para la modesta vida cultural de Neuquén, pero no comprendió que este siglo está marcado por la multiplicidad y que no debió focalizar todos los esfuerzos y recursos en una determinada tendencia. Desde hace un par de años las muestras en el MNBA fueron decayendo en calidad: muchas instalaciones, arte conceptual y fotografía de la buena y de la mala. Alguna vez le propuse a Smoljan realizar un gran encuentro de pintura realista contemporánea argentina pero no le interesó. 
Creo que ha sido un funcionario ejecutivo, bien relacionado, con acopio de información y ambicioso, pero dogmatizado y obnubilado por los espejitos de colores. Nunca comprendió que las artes plásticas siguen vigentes, que están incorporadas al ADN de los seres humanos desde hace 50 mil años, que el talento sigue teniendo como referencia al arte y que no se lo puede eliminar por decreto. Pero ha sido un incondicional un amante del arte y por eso siempre lo respetaré.

Bienvenida

Espero que la próxima o próximo director invite a los artistas regionales (una vez al año no le hace ningún daño al prestigio de la institución) y a los que son tocados por la varita mágica del talento, condición sine qua non del arte. Será bien recibido si así lo comprende.

Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) de Neuquén. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario