Redes

viernes, 2 de octubre de 2015

Los muñequitos de Liliana Porter

Inauguración de la muestra de Liliana Porter en el MNBA de Neuquén.

Yo conozco una pintura de Liliana Porter que es parte del patrimonio del MNBA, de Neuquén, y me gusta mucho.


"Barco, marinero, pintura, noche" 1986. Políptico sobre tela.

Pero después se puso con los muñequitos y ya no me gusta tanto.


Por Rubén Reveco. Licenciado en Artes Plásticas

El caso de Liliana Porter no es el único. Son muchos los buenos pintores que instigados por la necesidad de estar a la moda abandonan los pinceles y se poner a experimentar y hacer "cositas". Algo más fácil, que no ensucie las manos, que no tenga olor a trementina, más moderno, más cool, más... más ¿conceptual?

Muy linda.
Muy tierno.

Muy comprometido.

Muy comprometido (parte 2).


La obra de Liliana Porter incluye grabados, dibujos, instalaciones, objetos, proyectos de arte público, fotografía, film y video. “Los temas recurrentes parten de reflexiones acerca de la representación, del concepto del tiempo y de ese espacio ambiguo entre lo que llamamos real y las imágenes. En los últimos años, casi sin darme cuenta, ha ingresado a mis obras un variado elenco de protagonistas que son objetos ‘inanimados’: pequeñas figuras, adornos, cosas encontradas en mercados de pulgas”, explica la artista. 


Si estuviste ayer 1 de octubre en el auditorio del MNBA viendo los videos de Liliana Porter y no entendiste nada... no lo digas.

"No entiendo"

Nunca ante la obra de un artista conceptual digas "no entiendo". Automáticamente él se ubicará es un estadio superior a ti. El artista contemporáneo no es un pedagogo, no tiene porqué estar dando explicaciones. Es un ser superior que está viviendo en una nube... en una nebulosa (mejor dicho) donde se manejan conceptos muy elevados e incomprensibles para el resto de los mortales.
Antes (hace tiempo atrás) el artista era admirado por sus capacidades de transmutar materia inerte en obras de arte magníficas, maravillosas. Ahora, las cosas han cambiado, basta con acomodar unos muñequitos, sacarles una foto y animarlos. Los artistas modernos son multifacéticos. ¡Hacen de todo! Son actores, cineastas, videastas, cachureros, filósofos, historiadores y también, pintan. Y es una lástima, porque Liliana Porter era una buena pintora minimalista. Debió seguir así.


No hay comentarios:

Publicar un comentario