Redes

domingo, 13 de diciembre de 2015

Blas Gallego: Orgías históricas y entrevista

Prehistoria

Como suele ocurrir con los dibujantes e ilustradores españoles sus nombres son más reconocidos fuera que dentro del país. Blas Gallego (1941) es un excelente ilustrador, pintor y dibujante de cómics. En España realizó algunas portadas de las antiguas revistas de Toutain o La Espada Salvaje de Conan. En Estados Unidos se encuentran recopilaciones de sus trabajos en Flesh & Fire, y claro está, muchas portadas suyas en novelas en diferentes países. Por que Blas Gallego ha dibujado cientos de ilustraciones de ciencia ficción y fantasía mezclando el ayer y el mañana, monstruos remotos pero acompañados de espectaculares, fascinantes y extrañas mujeres. Domina a la perfección la anatomía femenina, sus chicas son exuberantes y ha mezclado magistralmente erotismo y humor.

Desde muy temprana edad empezó a trabajar, como dibujante, en compañías de publicidad para USA. Cuadros y retratos por encargo para muchos países del mundo. Estuvo trabajando en Londres en la década de los 70. Tambien ha vivido en Stockholm, donde fué su primera exposición, con gran éxito, en tema de pintura erótica. Blas tiene gran cantidad de reportajes publicados en USA, Suecia, Alemania, Japón, etc., de cuando empezó con pintura erótica. Ha pintado toda clase de temas de figura femenina, retratos, niños, florales, etc. En su paleta de pintura no existen los colores negro y gris. Blas es un autodidacta por completo. Ha viajado mucho y ha estado pintando en ciudades como, New York, Londres, Hamburgo, Amsterdam, Stockholm, etc... (Fuente)





Egipto


Grecia




Roma

Edad Media

Contemporáneo

Entrevista a Blas Gallego

-Naciste en...
-En Barcelona. Mis padres eran de Aragón.
-¿Desde niño te ha gustado dibujar?
-Ya cuando iba al colegio compraba tebeos y los copiaba.
-¿Tus primeros trabajos estuvieron relacionados con las historietas y la ilustración.
-No, con publicidad. Yo empecé a los 15 años y mi trabajo estaba relacionado con la publicidad, sobre todo para el cine. En la compañía se hacían lo que se llamaba “los plumas” para la publicidad en los diarios, que eran en blanco y negro con fotografías y también se realizaban los carteles que se colocaban en la calle y en el metro. Carteles de películas. Esto es lo que hacía la compañía. Estuve hasta pasados los 18 años. Después me puse por mi cuenta en publicidad.
-¿Era la publicidad de la películas? ¿hacías la tipografía?
-Sí, uno de los jefes, que pintaba y lo hacia muy bien, me enseñó y me dijo que cogiera ilustraciones de americanos, me dio incluso algunos unos nombres, para que intentara copiarlos. “Si tienes algún problema me lo dices”. Y así empecé a los 15 o 16 años.
-¿Leías historietas de pequeño? ¿Cuáles eran tus favoritos en tu infancia y juventud?
-Sí, Los que más Purk el hombre de piedra y el Cachorro.
-¿Fuiste autodidacta con el dibujo?
-Completamente.
-¿Cómo fueron tus primeros pasos para dedicarte a este arte?
Al volver del servicio militar “las casas de publicidad” en las que había trabajado ya me habían olvidado, habían buscado a otros y no encontraba trabajo. Entonces monté con Miguel Gómez Esteban un estudio. El me dijo “copia cosas mías”, y las copiaba y calcaba. Y así empecé. Luego, ya por mi cuenta, fui cogiendo soltura. También estuve un año, en La Lonja que había en Hostafrancs. Solo por las tardes.
Hacia los 22 años, cuando Gómez Esteban ya me veía capaz, empecé a trabajar en los cómics, hacía 64 páginas románticas a través de la empresa Creaciones Editoriales que trabajaba para él mercado escocés.

El artista

-¿Al mes? ¿Era mucho no?
Sí, un cuaderno al mes que contenía de dos a tres viñetas por página, aunque algunas solo tenían una. Estuve 4 años en Creaciones Editoriales, todo se enviaba a Escocia. También trabajaba Pepe González para la revista Valentine.
-¿Es cierto que montaste tu propia agencia?
-Sí, pero antes de esto que te contaba. Era una empresa de publicidad, tenia un empleado trabajando y después cogí otro a horas, pero el servicio militar lo rompió todo, y empecé de nuevo con los cómic con Gómez Esteban.
-Frank Frazetta popularizó a Conan con sus portadas para las novelas. Tu has realizado bastantes cubiertas del cimerio, también, para sus novelas. Los aficionados pudimos disfrutarlas en España en La Espada Salvaje de Conan allá por los años 90. ¿Es agradecido dibujar este personaje? ¿Te daban total libertad?
Sí, era muy bonito de hacer, te permitían bastante fantasía. Yo hice 24 portadas para Sphere Books que era una compañía inglesa que editaban novelas, o “paperback” como dicen ellos, de Conan. Me indicaban el tema. En todas tenía que haber una chica y siempre debía de estar en peligro. Te decían el tema: “este Conan versara sobre esto”. El resto lo tenías libre. Dibujabas lo que tu quisieras, era muy agradable de hacer. Después estas 24 portadas se publicaron en diferentes partes del mundo como Escandinavia o Alemania, y también aquí en España a través de Planeta De Agostini. Estos últimos, incluso, me pidieron más cubiertas y las hice “un poco a trompazos”, porque era una época en que ya no me venía de gusto. Hice, creo, que unas seis más, allá por los 90, creo recordar.




-¿Has sufrido la censura en el mercado americano?
-No, no he sufrido nunca la censura, aunque yo mismo me he autocensurado. En la serie de ilustraciones “Orgías históricas”, que me encargó un editor español para el interior de una revista mensual del tipo Penthouse me autocensuré. Tenía que dibujar 12 orgías desde la prehistoria hasta el futuro. Eran ilustraciones a gran tamaño Pero cuando llevaba hechas seis llegué a un acuerdo con él para suspender el encargo porque estaba cansado de dibujar tanta “teta y culo y tantas personas en una orgía.. Y eso que tenía ya algunos bocetos e ideas para las siguientes: los Mosqueteros, la revolución Francesa, el descubrimiento de América, y el ultimo era el futuro. Después me arrepentí ya que tuvo mucho éxito en varios países como Japón. Se hicieron, incluso, calendarios. Yo imprimí bastantes pósters para la editorial Glenat.
Me autocensuré porque el editor cada vez quería cosas más fuertes. Le dije que no, que no me gustaba. Tapé ciertas cosas a posta aunque el marrano (risas) del editor quería leña. Después incluso en los originales tape ciertas cosas para vender los pósters. Las orgías se vendieron por todo el mundo y aun sigo viviendo de ello. También trabajé para el grupo Z en los inicios, cuando estaba Antonio Asensio, cuando junto a Hilario crearon la revista Interviú, que fue diseño de este último. Yo trabajé mucho para ellos. Publiqué en Interviú dos colecciones de ilustraciones que hice para Alemania para la revista Neue Revue. La única revista de Europa que llegó a imprimir o vender, ahora no recuerdo, tantas cosas en el disco duro!! (risas), semanalmente un millón de ejemplares. El día que alcanzaron esta cifra me invitaron a Alemania, a Hamburgo, a la fiesta de celebración. Una de las series para Interviu fue “historia de lo pechos”, de pechos de mujeres famosas de la historia y la otra serie Love Kings Affairstrataba sobre reyes o emperadores como Napoleón... que habían sido muy lujuriosos, libidinosos... Los que tenían fama de haber fornicado mucho. Hice una serie de 12 ilustraciones. En la revista el Jueves también me publicaron cosas que ya tenia hechas, como algunas páginas de la “Dolly”. Que es de lo que he ido viviendo, de la época buena, en la que hice muchos trabajos y todavía los sigo vendiendo porque aún tengo los derechos.



-No deja de ser curiosos que con ese bagaje fueras seleccionado entre muchos dibujantes para ilustrar en 1990 una Biblia publicada en Estados Unidos.
-Nos escogieron a cinco o seis ilustradores, entre los que había tres españoles Gabriel, Peláez y otro Miralles. Luego hice una segunda Biblia para Reader´s Digests. En la primera hice unas 24 ilustraciones. Hicieron ediciones normales, para estudiantes, y una edición de lujo. Esta Biblia no se publicó en España.
-En los años de mayor actividad, ¿cuántas portadas realizabas a la semana y qué técnicas utilizabas?
-Depende del tema y la complejidad. Una, una y media, o dos a la semana. Si era muy difícil pues una sola. Siempre usaba el óleo sobre papel o cartón. Yo me especialicé en pintar al óleo ya que es una técnica con la que da gusto trabajar cuando la dominas. Puedes pintar tipo acuarelado muy aguado, que no se te seca y lo puedes retocar. Puedes pintar con mas gruesos, puedes tapar lo que has hecho. En fin, es fantástico. Cuando lo dominas también lo puedes degradar hasta con el dedo dependiendo del grueso que tengas. Cuando han pasado unos minutos desde que lo has aplicado lo puedes degradar con el mismo dedo o con un pincel y puedes mezclarlos. Llevo utilizando el óleo tantos años... Es fabuloso para mi. Ni el plástico, ni el acrílico, ni la acuarela... Al principio cuando era joven practiqué con estas técnicas, pero luego lo deje completamente.
También puedes mezclar técnicas. En un cuadro al óleo puedes hacer retoques con acrílico para que se seque antes. Algunas veces tenía que usar, en según que ilustraciones, secativo de cobalto, casi sin aguarrás, para entregarlo a tiempo, ya que había compañías que querían las ilustraciones en un corto plazo de tiempo y como tenía mucho trabajo no daba abasto.



-En los setenta en Bruguera se realizaban cientos de portadas para los Bolsilibros. ¿Trabajaste para ellos?
-Sí que trabajé en Bruguera pero no directamente para ellos, sino en Creaciones Editoriales, el departamento que producía para el extranjero..Hacia cómics románticos para Inglaterra, nada a color porque aun no lo dominaba. Cuando yo llevaba cuatro años trabajando para Creaciones Editoriales, sin haber tenido ningún problema con ellos, les pedí el favor de que me adelantasen el pago 15 minutos antes del cierre porque necesitaba el dinero a la una para pagar la letra del coche y no llegaba a tiempo. Llamé a Antonia, la secretaria, que le pregunto al director el Sr. González , y este le dijo que no, que cobraría al día siguiente. Esto en una empresa a la que jamás había pedido nada. Así que cuando llegué ese mismo día, entregué el trabajo, después cogí el coche, que entonces se podía ir a Barcelona en coche por todos los sitios, y me fui a ver a Toutain para decirle que quería que me representará. Después Bruguera me llamo, y bueno, se puso el Sr. González como un basilisco... Yo ya no quería ni verle, ya que podía confiar en esta empresa.
-¿Eres un autor muy exigente con tu trabajo? Algunos ilustradores nunca acaban de estar contentos con sus trabajos.
-Sí, soy muy exigente. Muchas veces mi mujer me decía que me iba a quitar la portada de las manos. Ella ya la veía bien y yo venga a retocar cositas...
Yo para ver la ilustración como nueva la pongo delante de un espejo para mirarla al revés y es cuando ves muchos defectos. La vista se envicia al ver durante muchas horas al día el mismo dibujo, al girarlo con un espejo, al invertirlo, es como verlo de nuevo, ves defectos que no veías antes. Esto lo he hecho mucho.
Yo tengo la cara muy arrugada por que siempre que hacía un dibujo entrecerraba los ojos (risas!!) para no ver el detallito que te distrae ni nada, sino para ver el conjunto, la composición.
-Al fallecer Luis Roca continúas la tiras eróticas de Ben and Katie para el diario británico The Daily Star con guiones de Doug Baker. Realizaste cerca de 1500 tiras. ¿Eran diarias?
-Fueron menos, aunque luego realicé tiras de publicidad para el mismo diario. Debieron ser cerca de 1.000 porque también hice tiras para otro diario. Eran en blanco y negro y los fines de semana en color, aunque yo no lo ponía.
Yo introduje a Santiago Hernández que hizo estas tiras de Ben And Katie. Lo presenté al editor gracias a mis contactos. Estuvo unos años haciéndolas y cuando murió cogió el trabajo Luis Roca, al que también introduje, y cuando este se murió, las continué yo. Ambos dibujantes eran íntimos amigos míos. Las tiras eran lo clásico feminista, una chica sexy que enseñaba los pechos... Eran tres o cuatro viñetas con gag final. De hecho conseguí trabajo para muchos dibujantes de aquí aunque algunos no se comportaron muy profesionalmente... Las agencias inglesas pagaban los trabajos a 15 días y algunos no podían esperar tanto, así que, sin decirme nada, llevaban los dibujos a otras agencias. Y eso que yo no les cobraba comisión ni nada.





-Pero si hay una chica que es una bomba de erotismo es Dolly. Cuéntanos un poco acerca de la creación de esta voluptuosa chica pin-up en que aunabas el humor gráfico y lo sexy en esas preciosas planchas a todo color. Apareció en Tótem el comix y Penthouse Comix. ¿De donde surgió el encargo?
-Yo tuve la idea de hacer una chica así y hice dos o tres páginas de muestra. Entonces trabajaba en Neue Revue para Alemania y se las presente. Al editor le gustó mucho el personaje y me encargó 52 páginas, de las cuales solo hice 30 porque este editor se jubiló y al nuevo ya no le interesaba.
Entonces yo me equivoqué al desconocer las leyes alemanas y le envié una carta a la editorial diciéndoles que me pagaran las páginas presentadas y que no continuábamos haciendo Dolly si no les gustaba. Si yo no hubiese escrito esa carta en inglés, el abogado alemán que contraté me dijo que me hubieran pagado el 75% de las 22 páginas restantes. Y el precio que me pagaban por esas páginas era astronómico. ¡Ni San Julián en aquella época que trabaja para Estados Unidos!
Antes de dibujar Dolly para Alemania yo ya había hecho Pin-ups y dibujos eróticos. Un día vinieron de Neue Revue y me hicieron un reportaje con fotos mías en el estudio. Me filmaron y salimos por la noche de cabaret. Me pagaron una cantidad por el reportaje que no me lo podía creer. Hasta tuve que llamar a Alemania. Mi mujer y yo nos fuimos a comer por todo lo alto para celebrarlo.
Tuve que buscarme un traductor alemán para contestar a la gran cantidad de fans alemanes que me escribían. Después ya les contestaba yo en ingles o alemán más o menos.
-¿Pero luego dibujaste más páginas de Dolly?
No, solo hay treinta. Y gracias a ella también sigo viviendo. En España la han publicado tres o cuatro veces y en muchísimos países del mundo. En Estados Unidos hay dos ediciones del libro de Dolly. La primera se vendió toda y el editor, que fue honrado, me dijo que quería publicar una segunda edición.




-También te has dedicado a la pintura con cuadros de niños, flores, marinas y claro está, el desnudo femenino. Has expuesto en Nueva York, Barcelona y Estocolmo. ¿Crees que se valora cada vez más la ilustración de fantasía como un arte?
-También he expuesto en Madrid. Conocí allí a un anticuario. Los dos nos caímos bien, y como le gustó mucho mi pintura buscó a un capitalista para financiarme. Me financiaron durante dos años y estuve haciendo cuadros gracias a él. Hacia un mínimo y un máximo por mes y en aquella época me pagaban un promedio de 250.000 pesetas mensuales. También hice muchísimo retrato para gente adinerada y de la alta sociedad. Le comenté a mi mujer que teníamos la vida solucionada con esto de hacer retratos. El capitalista era un gran constructor. Hice un retratos para gente muy importante y me pagaban muy bien. Pero fue morirse el anticuario y jamás nadie de Madrid me volvió a llamar. Él lo movía todo.
Cosas del destino que yo acabara haciendo retratos... Por ejemplo iba a Madrid hacia las fotografías, las dibujaba en casa a lápiz, volvía a Madrid, las retocaba, las pintaba en mi casa y volvía otra vez a Madrid y hablando y viendo a la persona las acababa dándoles color. Ellos quedaban contentos y ya estaba.
Yo creo que había muchos de Madrid a los que los catalanes no les caían bien. A mi en Madrid me decían “es que tu no pareces catalán, tu no eres catalán”. Cuando se acabó todo esto pinté por mi cuenta cuadros y algunos se vendieron. Los que hice durante aquellos dos años los vendí todos.
Pasar de la ilustración al cuadro fue un cambio tan completo que al principio de muchísimos de mis cuadros no estaba convencido. No tiene nada que ver la pintura con la ilustración, es increíble y completamente diferente. Después ya hice más cuadros y me puse en contacto con galerías, incluso de Estados Unidos, pero es que se quedaban el 50% y querían que bajase muchos los precios. Pero como ya me iba ganando la vida con las ilustraciones y originales...
-La verdad es que eres un autor muy versátil pues puedes pasar del erotismo a historias para un público infantil / juvenil y para chicas. Fueron las historietas tituladas “Animal Rescue Unit” o “Horse Angel”, entre muchas ilustraciones infantiles. Cuéntanos un poco.
-Si, me llamaron de Inglaterra a través de un agente. Era para Escandinavia. Animal Rescue Unit trataba sobre un veterinario con la gente que le ayudaba. Me salía rentable hacerlo, ya que pagaban los noruegos.
Todos estos cómics los hice de memoria. No tenía que consultar nada. Empecé y probé si era capaz de hacerlo. Los chicos, las escenas, todo hice de memoria con la experiencia que había adquirido a través de los años. Lo único que miraba un poco era la moda de los jóvenes, como vestían. Me compraba revistas de esas tontas de las niñas y veía que salía el jugador Ronaldo de joven que era muy famosos entre las nenas.
Horse Angel lo hice para esta misma compañía porque el que lo dibujaba se fue a trabajar para Estados Unidos.
-De hecho en tu web hay unas preciosas ilustraciones con personajes de La Bella y la Bestia de Walt Disney. ¿Fue un encargo?
-De la Bella y la Bestia y de Aladdin. Fueron unas muestras para cuentos para Toutain basadas en las películas de Disney. También los americanos me pidieron unas pruebas para dibujar la muñeca Barbie pero se ve que no gustaron.
-¿Te acuerdas de alguna anécdota curiosa que te halla pasado en alguna convención?
-Yo me llevé una decepción en una convención de Estados Unidos porque pensé que vendería muchos pósters, pero vendí solo uno. Todos querían originales y sobre todo los dibujos a lápiz. Vendí muchísimos dibujos, primeros bocetos y los más acabados que haces para la ilustración.
También me viene a la memoria, yo soy un poco sordo, no oigo bien los agudos. Cuando hay un solo sonido lo oigo perfectamente pero si hay varias personas hablando oigo menos. Resulta que una convención a un editor inglés con el que estaba conversando le dije que si podía hablar un poco más alto, ya que no le oía y más en un idioma que no es el mío. Y el editor me dijo que yo era un afortunado. ¿Por qué? Le pregunté. “Por que no tienes que oír la cantidad de tonterías que dice la gente” (risas).
Luego también hay siempre los que te piden que les hagas un poco de descuento en los originales (risas). Otros que no.
-Te menciono tres grandes ilustradores y me das tu opinión: Y puedes comentar algún otro que admires.
-Frank Frazetta. Muy bueno en mi opinión. Nos ha inspirado a muchos. A mi al principio me inspiraba Frazetta, después ya conseguí salir de su estilo. Creo que la mayoría de ilustradores se ha inspirado un poco en él. En la serie de ilustraciones de La Bella y la Bestia hay una con una chica rodeada de aliens y reconozco que me inspire o copié a Frazetta en el dibujo de la cara de ella. Esa ilustración tiene muchos años. Quizá a lo mejor la cambie.
También Howard Pyle me gusta mucho como ilustrador, quizás es mas artista. Frazetta es más innovador en fantasía.
A mi no me gusta. Es muy fotográfico. Todos hemos hecho fotografía, pero por ejemplo yo luego la tengo que arreglar. Boris Vallejo las copia tan exactas que no me entusiasma. Pinta muy bien pero a mi particularmente no me agrada.
Me gusta mucho, para mi es muy bueno. Y sobretodo su color, más que el dibujo. Me gusta mucho como ilustrador San Julián. Fuimos juntos a una convención en Estados Unidos y soy íntimo amigo suyo.
Como pintor de fantasía también me gusta mucho y es muy bueno Sir Lawrence Alma-Tadema.
-¿Que estas haciendo actualmente?
-Ahora estoy disfrutando cada día porque estoy haciendo muchos dibujos de fantasía a lápiz, algo que me encanta. Dibujo lo que se me ocurre. Los que más me gustan son los que se venden antes. No falla. Más que ciencia ficción, dibujo fantasía, cosas raras, mujeres semidesnudas con tigres o leones. El lobo también me gusta mucho dibujarlo. Lo hago todo a lápiz. Tengo copias de casi todo. Ésto es lo que trabajo todos los días. Ahora he dejado de pintar, aunque tengo un retrato de encargo de una pareja por hacer. Tengo un perro pastor alemán que saco a pasear tres veces al día, y menos mal, porque mi mujer me dice que sino no me movería de casa.
-¿Cómo ves la ilustración hoy en día?
-Yo domino mucho el ordenador. Me he construido ordenadores comprando varias piezas. Utilicé el 3ds Max. Es un programa en tres dimensiones, pero ahora ya no me acuerdo demasiado. He vuelto al dibujo tradicional. El Photoshop también lo domino. Con él puedes hacer cosas fantásticas. He llegado hacer tantas cosas: dibujos en lápiz, pasarlos a tinta, tratarlos en el ordenador con Illustrator y hacer animación Flash con ellos. A esto último me enseño mi hijo que es informático. Con otro hice a medias dibujos con flash para una empresa. El hacia los dibujos y yo los retocaba, principalmente las caras. Luego yo hacía toda la animación en flash. Fue para una empresa española para los colegios. Menos prostitución es que he hecho de todo (risas!!). Si hasta siguiendo los consejos de mi hijo mi pagina web la hice yo.
En la ilustración moderna a veces te piden proyectos para publicidad y es otro mundo. También he trabajado en ella pero es completamente diferente. La ilustración que yo hago es muy clásica, bien hecha, realista, antigua, como la de San Julián o Boris Vallejo.

Selección de ilustraciones y dibujos











1 comentario:

  1. Un exceso de creatividad y profesionalismo implantada en sus figuras femeninas que son un deleite visual y se agradece- Muy bueno

    ResponderEliminar