Redes

jueves, 3 de diciembre de 2015

¿Quién es Apollonia Saintclair?



Magníficos trabajos de Apollonia, esta anónima artista que hoy ponemos a consideración de nuestros lectores. Pareciera que su anonimato instiga un poco más a la curiosidad, curiosidad que limita con el sano morbo.


El universo erótico de Apollonia Saintclair


Quizá, una de las razones por las que el sexo sigue y seguirá lleno de tabúes sea la falta de información y la educación dogmática de tipo religioso que abunda en distintas sociedades, esa que trata los temas relacionados con la sexualidad con demasiada opacidad. “¿Es sucio el sexo?” se pregunta Woody Allen, sólo para responderse inmediatamente: “sólo si se hace bien”.
Apollonia Saintclair es una prolífica y misteriosa ilustradora quien decidió mantener su identidad al margen de sus ilustraciones con la intención de que sea la calidad de su trabajo el que haga que el público la reconozca. Al pretender el anonimato, su arte se vuelve autónomo y su temática provocativa se nutre de la imaginación de quien las mira.
Apollonia afirma que la tinta es su sangre, afirmación que queda patente en cada una de las ilustraciones con las que mantiene una presencia activa en cada una de su redes sociales, y es que la pasión que la artista siente por su trabajo queda patente en cada una de las líneas con las que, con pulso firme, recrea situaciones de un erotismo que oscila entre lo perverso y lo fantástico.
Su arte se asume como una auténtica declaración de principios, el más importante es jamás caer en la autocensura pese a que, en ocasiones, su trabajo ha sido atacado y prohibido.
La estética de su trabajo es limpia, y con trazos sencillos conduce al espectador a escenas de mayor complejidad que le hacen confrontar su propia naturaleza erótica y sus deseos reprimidos. Sus personajes, en su mayoría femeninos, hacen de la sexualidad una manifestación de su propia libertad, la que siempre debe comenzar en la mente.
El universo gráfico de Apollonia Saintclair se conduce por los sinuosos recovecos del deseo, es un universo en el que lo prohibido no existe y donde el placer es el único mantra existente.





Apollonia Saintclair es un nombre ficticio que mantiene en el anonimato a la ilustradora detrás de estas delicias ilustradas. "Dibujo para mí y para mi propio placer" dice ella, aunque claramente el placer es también para todos nosotros. El sexo esta en la mente de todos.
La misteriosa Apollonia defiende su privacidad como parte intrínseca de su trabajo, que no podría ser apreciado como se aprecia si tuviera detrás un rostro al cual juzgar por admitir públicamente sus fantasías sexuales. "Estoy convencida de que mis dibujos son mas importantes que yo. Si llegan al publico es debido a las emociones que llevan y no por cualquier información sobre el autor. El sexo en mi trabajo tiende a atraer a los admiradores que a menudo me confunden con mis diseños".
Amante del blanco y negro por su poderosa capacidad de abstracción, y 100% autodidacta, esta chica está en la constante búsqueda de la simplicidad. Su objetivo es llegar a comunicar una idea con pocas lineas y contrastes fuertes. Sin embargo, y cómo todo trabajo que deba ser evaluado subjetivamente, hay quienes lo consideran vulgar y hay quienes lo elogian por ser elegante, sutil, provocativo y femenino.
A mi personalmente me llega mucho, sobretodo por que la protagonista en todas sus obras es una mujer sensual y poderosa, sin censura. Tiene un papel activo en cual disfruta y disfruta y disfruta... y el espectador pasivo casi que la espía a través de una seudo viñeta.
Respecto a este uso frecuente de la figura femenina Saintclair dice: "La mujer es omnipresente en la historia del arte, pero con demasiada frecuencia se ha limitado a la dualidad Piedad/Puta. El hecho de que una mujer pueda sentir deseo -o que incluso tenga un alma- ha sido ignorado cuidadosamente. Sin desmerecer el deseo masculino, creo que las fantasías femeninas son eminentemente complejas y, por lo tanto, eminentemente interesantes de representar. Explorar la sexualidad es en última instancia, un viaje solitario, ya que el cerebro es la mayor zona erógena. Durante la evolución, la mujer ha desarrollado estrategias muy sofisticadas para lograr sus metas, y eso hace que el archipiélago de su deseo sea rico y extenso para explorar".
Dentro de las influencias más representativas para esta artista esta Moebius, Milo Manara, Enki Bilar, Alex Varenne, entre otros, todos de la escuela europea de dibujantes. Saitclair, ciudadana del Viejo Mundo (como ella le dice) considera a la sociedad europea más liberal y abierta respecto a los temas sexuales, de ahí que este más en sintonía con el trabajo de estos artistas que con aquellos que también trabajan temas eróticos en el Nuevo Mundo (Norte y Sur América, y Oceanía). También alimenta su obra leyendo, y sus escritores predilectos son Jorge Luis Borges, H.P Lovecraft, Gustave Flaubert y Henry Miller.
Su trabajo despegó inicialmente a través de su portafolio de Tumblr, y aunque tiene casi todas las redes sociales activas, Tumblr sigue siendo su favorita por la coalición de temáticas sin censura en un solo espacio digital, según ella es como un café que disfrutan en la misma mesa Mickey Mouse y Sasha Grey.
Ya para cerrar les dejo un aparte de una entrevista a la artista en el 2014:
"Mis dibujos pueden verse violentos, son ambiguos respecto a quien tiene el control en la escena. La sexualidad no es una flor inocente, la sexualidad puede ser violenta incluso en el aspecto más genital de ella por que es un juego de poder, es un pequeño teatro intimo en el que nuestros más profundos deseos están en juego. Sin embargo, después de que los cuerpos se han consumido, lo único que queremos es el consuelo de un abrazo tibio" (FUENTE)




Todavía es una incógnita quien está detrás de las ilustraciones de Apollonia Saintclair; una buena estrategia de la artista para no quitarle protagonismo a sus ilustraciones y para, porque no decirlo, que todos los que vemos el trabajo de Apollonia podamos tener la fantasía de si alguna de las creaciones de la ilustradora puede llegar a ser ella misma. Lo que está claro es que la residente en Europa tiene claro que su persona es lo menos importante de sus dibujos en blanco y negro; unos dibujos muy intensos donde el sexo salvaje, la pasión, el erotismo o la homosexualidad son temas que juegan el papel protagonista.
Su trabajo ha sido censurado en varias publicaciones y sobre todo en redes sociales. Como ella misma explica en una entrevista para Diario Registrado: “Me censuraron principalmente en Facebook y Instagram, donde tenía algunas cuentas. Lamento que estas plataformas no pueden o no quieran crear filtros para proteger a los menores de las imágenes excesivas – y no sólo hablo de erotismo. Estas redes están basadas en una cultura de denuncia donde todo el mundo puede aplicar la censura indiscriminada. A largo plazo puede ser la pérdida para todos si cualquier forma de cultura underground o Avant-Garde está prohibida desde Internet sólo porque está perturbando a alguien. Quiero decir, siempre va a aparecer alguien que se ofenda por lo que haces”.
Apollonia siempre ha afirmado que “la tinta es su sangre” y es sangre la que deja en cada ilustración erótica que mezcla la perversión y lo fantástico a partes iguales. Puedes seguir el trabajo de Apollonia Saintclair a través de Tumblr, donde sube todos sus trabajos sin censura, o Behance. (FUENTE)



















Situaciones sexuales explícitas, naturales, divertidas, surreales y peligrosamente infantiles. Poses insinuantes, encuadres invisibles en la experiencia, joyas eróticas que coquetean con lo pornográfico. Imágenes reales pero privadas, envueltas en finas sábanas de surrealismo dentro del cofre de los tabúes.
Las ilustraciones de Apollonia son una dramatización real de la sexualidad contemporánea; impulsos visuales caricaturizados que provocan sensaciones inexploradas, mientras trazos de tinta le dan personalidad y textura a figuras humanas inexistentes. (Fuente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario