Redes

miércoles, 13 de enero de 2016

La genialidad artística de István Sándorfi



Poca gente ha oído hablar de la genialidad artística de István Sándorfi. Originaria de Budapest, Hungría, la familia de Sándorfi pasó cinco años en una prisión durante el régimen comunista bajo acusación de espionaje, pues su padre era el director de la filial húngara de una gran empresa estadounidense en la década de 1950. En 1956, a los ocho años, abandonó Hungría con su familia, viviendo primero en Alemania y posteriormente en Francia.

Para escapar de su doloroso pasado, Sandorfi se refugió en las artes a la temprana edad de doce años, y cuando contaba tan solo diecisiete años, presentó su primera exposición en París, mostrando sus dibujos realizados a bolígrafo, retratos que simulaban efectos fotográficos. Sándorfi finalmente abandonó el dibujo y se dedicó exclusivamente a su pasión, la pintura al óleo, plasmando su genialidad en los lienzos durante décadas hasta su muerte en 2007 en París. Aunque los críticos de arte suelen englobar al artista en el marco del hiperrealismo, él mismo jamás consideró su obra como tal, incluyendo elementos de forma intencionada que rompían claramente el efecto fotográfico de sus pinturas, creando una vía de escape hacia su propio estilo











La artista

No hay comentarios:

Publicar un comentario