Redes

domingo, 24 de abril de 2016

¿Por qué Daenerys Targaryen es la favorita del público?

Daenerys (Emilia Clarke) 


Daenerys es la favorita del público en la serie televisiva Juego de Tronos. Es la última de su familia, los Targaryen, que alguna vez gobernaron Westeros pero fueron derrocados luego de que uno de ellos se volviera loco de poder. Con la habilidad de comandar tres dragones, la joven ha comenzado de a poco una revolución para sentarse en el Trono de Hierro, pero las cosas se complicaron la temporada anterior. Sus mismos súbditos se alzaron contra ella y debió escapar de su ciudad, Meereen, para luego ser raptada por los Dothraki, una tribu de guerreros que no conocen las camisas. A su favor está que ya los comandó una vez, cuando su líder era su fallecido marido, Khal Drogo.


Daenerys heredó todos los típicos rasgos de la Casa Targaryen, el cabello rubio platino y los ojos color violeta, poseyendo una figura esbelta y siendo descrita como una mujer muy hermosa.
Respecto a su carácter, la personalidad de Daenerys es una de las que más evoluciona a lo largo de toda la saga. Al principio podemos verla como una muchacha asustadiza, retraída y sensible, que siente miedo por su hermano mayor y temerosa de lo que su matrimonio con Khal Drogo pudiera deparar, pero según toma conciencia de su cargo como Khaleesi de los dothraki y va superando penalidades, Daenerys adquiere una personalidad mucho más decidida, audaz y valerosa. Uno de sus principales consejeros, Ser Barristan Selmy, afirma que ella tiene la auténtica personalidad de una reina. Por otro lado, también es una persona que se deja llevar mucho por sus sentimientos y parece demostrar tener una gran necesidad de aceptación, sintiéndose una especie de "figura mesiánica".
Además de su inocente y élfica belleza, quizá sea uno de los personajes que más simpatía despierta de la exitosa serie. No existe en su personalidad un lado oscuro, al menos que por un giro inesperado dado por el autor (George R. R. Martin) la empecemos a odiar -en vez de querer- lo que no creo posible.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario