Redes

sábado, 10 de septiembre de 2016

¿Otro fotógrafo en el MNBA de Neuquén?



¿Qué embrujo especial genera en los directores/as de museos y galerías de arte de la Argentina la fotografía que a cada rato estamos asistiendo a una inauguración de los profesionales del clic-clic?

Por Rubén Reveco. Licenciado en Artes Plásticas

Este 15 de septiembre debuta en el Museo Nacional de Bellas Artes otro fotógrafo. Se trata de Jacques Bedel, que viene a reemplazar a Alejandro Montes de Oca, que pasó sin pena ni gloria.
Me molesta, no porque sea fotografía, sino porque es reiterativa y en especial, por negar a los pintores realistas contemporáneos un espacio que ha sido usufructuado por la fotografía, mucho más fácil de hacer, de multiplicar, de retocar, de transportar y de montar. ¿Para qué trabajar durante meses en una pintura si puedo sacar una foto en una fracción de segundo?
Quien suscribe también se ha visto tentado a abandonar los pinceles y comprarse una buena cámara fotográfica (no como la que tiene) ¡Y ya está! Además, así tendría muchas más posibilidades de mostrar sus bellas fotos en cualquier MNBA del país.

En definitiva: ¿Para qué tanto esfuerzo?

El mensaje del llamado Arte Contemporáneo sigue teniendo correspondencia con lo que se enseña en las escuelas de arte o lo que se publica en la prensa. A los chicos se les inculca que no hay que esforzarse. Que los conceptos de trabajo, composición, oficio, factura, equilibrio, unidad, armonía, etc, etc. son vetustos y que nada tienen que ver con las nuevas tendencias...
Sin embargo, son muchos los nuevos artistas que no se cautivan con el relato. Yo me pregunto: ¿Conocerán nuestros funcionarios relacionados con la cultura la obra de artistas argentinos como Diego Dayer, Helmut Ditsch, Jaimes Roy, Oscar Correa, Alejandro Rosemberg, Miguel Angel Avataneo, Mauro Cano, Diego Gravinesse, Ricardo Celma, Alicia Carletti, Aldo Chiappe o Hernán Javier Muñoz?
Me atrevo a asegurar que nunca han escuchado hablar de ellos y menos harían algo por promocionarlos ya que éstos no son parte del establishment, lo que es una lástima. Una verdadera lástima.


Ver también:

No hay comentarios:

Publicar un comentario