Redes

sábado, 26 de agosto de 2017

Mujer se desnuda ante la Mona Lisa

Lo que más llama la atención es la casi total ausencia de guardias de seguridad.

Una activista ingresó semidesnuda y maquillada como Mona Lisa al espacio que protege el cuadro de Leonardo da Vinci en una extraña actuación que, por razones que se desconocen, no se ha querido hacer pública hasta ahora.



Algunas personas creen haberlo visto todo y que nada les sorprende, aunque a Jordi Llorca le asombró lo que vio en abril de este año durante una visita cultural en París, concretamente a uno de los lugares más conocidos de la ciudad de la luz, el Museo del Louvre. Ahora ha decidido contar su historia.
Durante una breve visita por la capital francesa, él y su grupo de amigos decidieron entrar al museo y ponerse a cobijo de la ingente tromba de agua que comenzó a caer. Una vez dentro, tras detenerse a observar la Venus de Milo, pusieron rumbo hacia la Sala de los Estados, la enorme sala de 200 metros cuadrados que alberga, entre otras, Las Bodas de Caná y La Gioconda, la famosa obra de Leonardo Da Vinci. Agobiado por el habitual tumulto de cámaras y móviles que rodean la obra, Llorca decidió salir del lugar y separarse de sus amigos.
Al poco de abandonar la sala escuchó a lo lejos un gran ruido y numerosos gritos a los que seguían varias personas corriendo para alejarse del lugar. Él pensó que algo terrible había ocurrido: "Fue inevitable pensar en lo peor, que otro episodio terrorista iba a azotar la capital francesa y yo iba a atestiguarlo". Pero no, no se trataba de nada parecido.
Entró de nuevo en la sala, ahora con los visitantes más apiñados y al acercarse para ver lo que pasaba vio a una mujer maquillada como la Mona Lisa y desnuda de cintura para abajo intentar subirse al mueble que se encuentra delante del cuadro. Mientras, otra joven tocaba un violín y otras dos gritaban "¡Mona Lisa!" y animaban al público a hacer lo mismo mientras grababan todo con dos cámaras GoPro. 
Ante la sorpresa de la gente, el escaso personal de seguridad que se encontraba en el lugar decidió actuar rápidamente. Les retiró las GoPro y cerró las puertas de la Sala de los Estados dejando encerrados a todos los allí presentes. En el interior tan solo quedaba al cargo de la situación una trabajadora, que intentaba evitar que la protagonista se volviera a acercar a la obra.«Todo terminó como si nada» narra Llorca. 
"Nos adelantó la violinista con el instrumento escondido bajo su gabardina y salimos por donde habíamos entrado" añade. Meses después de vivir el extraño suceso, Llorca decidió contarlo convirtiéndolo en viral. Pero lo que realmente cuestiona es que fuera precisamente él y no las protagonistas de la performance el encargado de sacar a la luz el momento. Tras consultar con una experta en videoarte, Llorca cuestiona la intención detrás del acto y asegura que no entiende que no se haya retransmitido en Facebook o Twitter o que aún no sea de dominio público. 




jueves, 24 de agosto de 2017

Ricardo Celma: "Es más importante la constancia que el talento, pero juntos son imparables"




Ricardo Celma es otro de los jóvenes exponentes del realismo argentino. Como muchos ha tenido que luchar contra la corriente. Ese esfuerzo y perseverancia le ha hecho merecedor de un importante reconocimiento. Tiene un contrato de exclusividad para la Argentina con la conocida galería Zurbarán, uno de los pocos espacios que difunde y promueve el talento laborioso de muchos artistas.


Por Rubén Reveco - Licenciado en Artes Plásticas


Hasta el 17 de setiembre, en Av. Alvear 1658, de la ciudad de Buenos Aires, se podrá apreciar parte de la prolifera obra de uno de los artistas realistas más destacados de la Argentina.
En una entrevista exclusiva para este blog, dialogó sobre sus comienzos y de lo difícil que puede ser el mundo del arte si no se tiene pasión y perseverancia.

domingo, 20 de agosto de 2017

Bartolomé Esteban Murillo y los niños de la calle

Mucho se habla del realismo del siglo XIX, pero pocos se acuerdan de las pinturas de Bartolomé Esteban Murillo, que retrataron mucho antes esa niñez desamparada y miserable.

Tal vez el Murillo más conocido por el público sea el de las Inmaculadas, pero hay otro Murillo, el de los niños de la calle, el de los pilluelos harapientos y piojosos que se reparten un melón robado, juegan a los dados o comparten almuerzo en aquella Sevilla que se hundía en la miseria, abrumada por los impuestos y la pujante rivalidad de Cádiz, tras la peste de 1649.



Las imágenes contenidas en estas obras son el equivalente de esas otras imágenes, sacadas del fotoperiodismo contemporáneo, con las que somos asaltados en alguna plácida sobremesa, y que retratan a los niños harapientos y famélicos del llamado tercermundo, que bien pudiera estar también oculto en algunas de nuestras calles. Aquellas imágenes todavía hoy nos interpelan, a pesar de su lejanía.
Frente al mundo de pilluelos representado por Murillo, estaba la vida en la España de Felipe IV y Carlos II; una España en la que el pensamiento estaba dominado por el poder asfixiante de la Iglesia y, fuera del círculo de la Corte, no se hacía más arte que el religioso. Velázquez tuvo la oportunidad de instalarse en ella y su genio maduró espléndido. Los demás pintores y escultores, empero, no tenían más clientela que las instituciones eclesiásticas, ni más temas que los que dictaban los clérigos, era como dar vueltas alrededor de una noria.

Los nuevos surrealistas del siglo XXI

Obra de Rene Magritte

El surrealismo como corriente estilística cumplió 100 años. Ya no están sus originales y grandes exponentes, quienes dieron vida a uno de los movimientos artístico más populares del siglo XX, pero su estilo -tan atrayente para el público en general- ha perdurado y encontrado nuevas formas de expresión.

Por Rubén Reveco - Licenciado en artes plásticas


El surrealismo es un movimiento artístico y literario que surgió en Francia después de la Primera Guerra Mundial y que se inspira en las teorías psicoanalíticas para intentar reflejar el funcionamiento del subconsciente, dejando de lado cualquier tipo de control racional.
El término surrealismo fue acuñado por Guillaume Apollinaire en 1917, cuando lo utilizó en el marco del programa que escribió para el musical “Parade”. Con el correr de los años, la noción experimentó diversos cambios y alteraciones.
Muchos han sido los artistas que se han convertido en auténticos referentes del surrealismo a lo largo de la historia.
Salvador Dalí, Rene Magritte, Max Ernst, Man Ray, Meret Oppenheim, Paul Delvaux, Giorgio de Chirico, Yves Tanguy o Andre Masson son artistas fundamentales a la hora de entender este movimiento artístico que se hizo extensible no sólo a la pintura sino también a otros campos. De esta manera, hay que subrayar que al cine llegó de manos de ilustres directores que marcaron un antes y un después en la historia de aquel.
En concreto, merece la pena destacar a insignes personajes como al español Luis Buñuel que, precisamente junto a Dalí, creó una película que se ha convertido en una producción de culto. Nos estamos refiriendo a “El perro andaluz” (1928).
En la literatura, por su parte, hay que subrayar a Pierre Naville o André Breton. Y mientras en las artes plásticas en general también se apostó de manera contundente por el surrealismo gracias a la influencia que pintores, escultores, cineastas y literatos estaban ejerciendo en todos los ámbitos de la vida.
En los nuevos artistas del siglo XXI no es fácil distinguir entre realismo mágico, fantástico, simbólico o surrealismo, propiamente tal. Aun así hemos realizado esta selección que iremos incrementando según investiguemos un poco más.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Entrevista a César Santos



El artista plástico cubano-estadounidense César Santos tiene una imaginación y un virtuosismo privilegiado. Es dueño de una obra minuciosa, de técnica depurada, con una precisión y densidad realmente notable. Aquí, la entrevista exclusiva con uno de los mejores pintores realistas contemporáneos del mundo. 

Por Camila Reveco
Periodista cultural con especialidad en artes plásticas
camilareveco.mza@gmail.com 
Argentina

Nació en Santa Clara, Cuba en 1982 y desde el año 1995 reside en Miami, Florida. César Santos es un pintor joven pero su obra es madura. Tiene un acabado impecable, en la que se entremezclan áreas de carbonilla y pintura al óleo. Todo lo que pinta este artista cubano, guarda una intensa belleza y a la vez representa un aire fresco que sorprende y seduce.

lunes, 7 de agosto de 2017

Los Prerrafaelistas (3) Dante Gabriel Rossetti

Ecce ancilla Domini (La Anunciación), 1849-1850, Dante Gabriel Rossetti

Si bien Dante Gabriel Rossetti es un buen artista y el fundador de los Prerrafaelistas, su obra no tiene el vuelo de la pintura de Edward Burne Jones ni de la variedad productiva de John Evertt Millais. Aun así, nos ha dejado hermosas y sugerentes pinturas y una vida marcada por una mujer -en especial- y la fatalidad que siempre tiene que ver con el mal amor.


(Londres, 1828 - Birchington-on-Sea, Reino Unido, 1882) Fue hijo de un patriota y poeta italiano exiliado en Londres, creció en un ambiente modesto pero de gran nivel cultural. Dudó entre dedicarse a la poesía o a la pintura, optando por esta última, aconsejado por un crítico que le aseguró que llegaría a enriquecerse. En 1848 fundó la Hermandad Prerrafaelista. Murió a los 53 años.

Dante Gabriel Rossetti fue el prototipo de artista romántico y contemporáneo, sus hermanos fueron también personalidades destacadas: William Michael era crítico y cronista de la hermandad prerrafaelita y Christina, célebre poetisa y escritora.
La vida de Rossetti fue agitada, con intensos romances que bordearon lo trágico. El principal fue el que mantuvo con su mujer y musa Elizabeth Siddal, también poeta, a la que retrató como prototipo de mujer fatal. Ella murió debido al consumo excesivo de láudano (opio y alcohol mezclados, usados como tranquilizante) tras dar a luz a un hijo muerto. El fallecimiento de Elizabeth supuso para el artista una catástrofe; llegó a enterrar sus poemas en la tumba. Pero al cabo de unos años regresó y “profanó” el enterramiento para recuperarlos. También vivió un romance bastante convulso con Jean Morris, la esposa del crítico William Morris.

sábado, 5 de agosto de 2017

La muchacha de la falda al viento



Recuerdos de infancia

La muchacha linda del barrio se acercó al grupo de niños que jugábamos a las bolitas. Su falda a la rodilla flameaba suave al ritmo de la brisa primaveral.

Cuando pasó altiva a nuestro lado -ignorándonos- dejamos de jugar para mirarla. El más atrevido  de nosotros le silbó a modo de piropo y bastó con ese pequeño soplo de aliento para que se generara una corriente -de a poco, como cuando nace una avalancha de nieve- que la sorprendió desde atrás. El viento levantó su falda más arriba del límite que fijaba el pudor y dejó al descubierto –para sorpresa nuestra- un universo maravilloso y aún inexplorado.
El grito de sorpresa de la muchacha se confundió con nuestras risas. Fue sólo un instante pero quedó grabado fuerte en nuestra memoria. Cada vez que la veíamos venir los corazones comenzaban a latir con más fuerza. Nuestro amigo perfeccionó su técnica y nosotros le ayudábamos. Pero alertada se tomaba los costados de su falda y nunca, entonces, se volvió a repetir ese día dorado de primavera. Aprendimos una cosa: que los milagros ocurrían sólo una vez.

Texto de Rubén Reveco





miércoles, 2 de agosto de 2017

11 profesionales hablan sobre El jardín de las Delicias


Se cumplieron 500 años de la muerte de El Bosco. Uno de los artistas más fascinantes de todos los tiempos. Su obra entera genera asombro pero hay una -en particular- llena de misterio y que despierta admiración porque es y seguirá siendo indescifrable. Personas de la cultura compartan sus impresiones.

Periodista cultural con especialidad en artes plásticas

Enigma, inquietud, desconcierto, fascinación, curiosidad, impacto, intriga, duda. Todas estas palabras y quizás otras que aún no se han inventado aparecen frente a esta genial pintura, el tríptico "El Jardín de las Delicias". 
Un cuadro muy famoso creado por un pintor (para nada convencional) y del que se sabe muy poco. Un cuadro plagado de lujuria y deseo sexual: las delicias hechas pecado, la vida gobernada por las pasiones y el exceso, la corrupción de la carne.
¿Qué quiere decirnos El Bosco? ¿advertirnos del mal inminente? ¿devolvernos a ese Paraíso del que hemos sido expulsados por degenerados? ¿mostrarnos el Infierno artificial y corrompido que habitamos?
Los puntos de vista de personas ligadas a distintas áreas del pensamiento (artistas e intelectuales, todos unidos por el amor a la pintura) se reúnen en este artículo para compartir sus opiniones sobre esta fascinante obra y su autor. Las voces han logrado en su conjunto formar un amplio abanico de posibilidades de "ver". Es un mosaico fascinante por lo rico y variado.
Para cerrar y dejarlos con la mejor parte, sólo contarles que este tríptico (que jamás estuvo en una Iglesia) sigue siendo en la actualidad una de las obras más populares y visitadas del Museo del Prado en España (junto con "Las Meninas"). Si hoy nos parece controvertida y curiosa esta representación, imaginen el revuelo que generó en el año 1500.