Redes

miércoles, 16 de julio de 2014

Lo bueno de ser Vampirella

Clásica ilustración de los años 70.


¿Cómo puede resultar sexy una vampira? ¿Cómo una mujer -por bonita que sea- si está relacionada con la sangre, la muerte, el miedo y el terror pueda enamorar a tantos hombres? No es la primera vez que hablamos de esta heroina del cómic, que sobrevive, es reinventada y adquiere cada vez plena vigencia.
  
La actriz Sara Michelle Geller.

Las peligrosas curvas de la vampira más famosa

La mujeres también la aman y la imitan. Y en ciertas fiestas, su exiguo traje ceñido al cuerpo es el más solicitado. Sentirse “una come hombres” tiene que ser una sensación algo más que lúdica. O sentirse mordido por una vampira puede ser una experiencia subyugante. En una especie de atracción fatal sólo generada por el sexo y el peligro a la muerte.

 La ilustración más lograda de Drew Posada. 

Ilustración de Marko Djurdjevic, artista de diferentes portadas de Marvel.

Primero fueron los cómics, luego las ilustraciones, más tarde el cine y, por último, las imitaciones y disfraces en vivo. Lo cierto es que Vampirella sigue cautivando. Quizá sea por todo lo que representa o por la audacia de su modelito que en 40 años no ha pasado de moda.

Masuimi Max, muy sexy.

Obra de Carlos Díez Rodriguez






Vampirella (2)



Encontré en este blog un interesante artículo de nuestra heroína, pionera de los "carapalidas de hoy". Ya habíamos realizado una entrega, pero las ilustraciones y conceptos son nuevos. Vale la pena una segunda parte.

Vampirella digital

En el campo del diseño, dibujo e ilustración digital, la fascinación por los héroes, heroínas, villanos y villanas de comics e historietas sigue siendo amplia e intensa. Miles de imágenes de esos personajes que la industria cultural ha hecho reconocibles y famosos siguen siendo creadas y publicadas en todos los medios de comunicación. Por supuesto que el cine y la televisión son de los que más multiplican estas imágenes, pero internet se ha vuelto también un gran difusor de esas obras trabajadas digitalmente, que reviven esas figuras del imaginario global.





Hay muchísimos personajes. En este blog vamos a mostrar muchos de ellos, sobre todo esos que han trascendido marcadamente del mundo del papel al mundo del bit. Y que además presentan una estética reconocible, que los artistas digitales respetan, dándole un nuevo tratamiento. De esos héroes y heroínas, he aquí una que tiene su origen en un comic de finales de los años 1960, inventado por Forrest Ackerman para la editorial Warren Publishing, que durante los primeros años 1970 tuvo cierto éxito, pero que luego decayó, aunque luego ha tenido altibajos. Se trata de Vampirella.


Ella es la heroína del comic, que combina erotismo, ciencia ficción y terror, puesto que se trata de una mujer "vampiro" que proviene de otro planeta ("Drakulon", un mundo donde sus habitantes se alimentaban de la sangre que fluía en ríos), y que llega a La Tierra para investigar si desde aquí puede ayudar a su mundo en decadencia, y descubre que están llegando también otros malvados seres vampiros que tratan de invadir nuestro orbe. Vampirella decide entonces defender la raza humana de estos seres malvados, y la trama entones se encamina por ese conflicto entre "los malos" y la heroína buena. Nada del otro mundo.

Sin embargo hay dos cosas interesantes en este personaje: la relación erotismo-vampirismo, y la cíclica actualidad que los hematófagos tienen, siendo hoy en día notable esto con la serie contemporánea "Crepúsculo". Por otro lado si bien es cierto que el término VAMPIRA no es lo mismo que VAMPIRESA, en Vampirella hay momentos en que se confunden, y ella termina siendo un personaje bien perturbador. Es probablemente lo único particular de esta historieta. 



En 1996 se realizó una película en video de 82 minutos con la historia de Vampirella, en una extraña mezcla de ciencia ficción, acción, terror, fantasía erótica y mitología decimonónica. Sin embargo el resultado dejó mucho que desear. No así el imaginario visual del personaje que aún hoy en día se sigue produciendo. Aquí hay una compilación de algunas de esas imágenes contemporáneas, trabajadas con herramientas digitales, que muestran con un tinte contemporáneo la estética clásica de la protagonista. Al final el video del trailer de la película.

Afiche "para todos" (3)


Algo más que belleza                                           

Es la vampiro más sexy del planeta cómic. Mucho antes de que la saga de Stephenie Meyer (Crepúsculo, Luna Nueva, Eclipse y Amanecer) se pusiera de moda con su legión de vampiros lindos, feos, buenos y malos, existió Vampirella. Inolvidable más que nada por sus curvas y su modelito ceñido al cuerpo, que por el largo de sus colmillos.


Origen                                                                                         

Vampirella es un una heroína de cómic de terror y erótico creada por Forrest J. Ackerman y dibujado por los artistas Frank Frazetta, Tom Sutton, José González y Zesar Álvarez. Su primera aparición fue en el primer número de su revista homónima, en septiembre de 1969, donde aparece como personaje invitado, continuando hasta la edición Nº8 de noviembre de 1970, cuando asume el personaje principal. En el año 2001 se creó una versión futurista y manga de Vampirella, llamada Vampi.



Biografía del personaje    

                                                                                                 
Originalmente Vampirella era presentada como una extraterrestre del planeta Drakulon un mundo donde sus habitantes se alimentaban de la sangre que fluía en ríos. En torno a Drakulon orbitaban dos soles gemelos, Sátiro y Circe, y el primero entraba en erupción en períodos irregulares, destruyendo cíclicamente la vida del planeta. A medida que los efectos de la explosión desaparecían, comenzaba una nueva civilización. La raza de Vampirella, los Vampiri, eran capaces de convertirse en murciélagos a voluntad, o volar haciendo surgir alas de murciélago en su espalda.
La historia de Vampirella comienza cuando los habitantes de Drakulon están muriendo lentamente debido a la última erupción de Sátiro. Sólo quedan unos pocos cuando una nave procedente de la Tierra se estrella en el planeta. Vampirella, que es enviada a investigar, es atacada por sus tripulantes; al defenderse descubre que los astronautas tienen sangre en sus venas. Para que su raza sobreviva, consigue llevar la nave de regreso a la Tierra donde comienzan sus aventuras. Vampirella se convierte en una defensora del "bien" y dedica sus esfuerzos a proteger nuestro mundo de los vampiros terrestres y otros seres malignos.




Harris Comics revivió a Vampirella en la miniserie Morning in America, escrita por Kurt Busiek. Poco después se reveló que los hermanos de Vampirella habían manipulado sus recuerdos y la habían llevado a creer que era una extraterrestre del planeta Drakulon. Vampirella descubrió que era la hija de la vampira Lilith, que según la mitología judía había sido la primera mujer de Adán. Lilith no se sometió a su esposo y Dios la expulsó del Jardín del Edén. Encontró compañía entre los demonios del infierno, con los que dio nacimiento a los vampiros, para que atormentaran a los descendientes de Adán y Eva. Sin embargo, posteriormente se arrepintió de lo que había hecho y buscó la redención, engendrando a Vampirella, a quien envió a la Tierra para que matara a todos los vampiros malignos. Según esta historia, Drakulon sólo era la parte del infierno donde Lilith vivía y reinaba.





Crítica

Hay, sin embargo, opiniones muy críticas con esta serie, afirmándose que sus aventuras transcurren entre el exhibicionismo epidérmico (lo que lleva puesto no es un bañador Pierre Cardin, sino ropa de calle) y el contener las ganas de morder a sus amigos para chuparles la sangre. Aventuras delirantes para erotómanos (enajenación mental, caracterizada por un delirio erótico), que disfrutan salvando del peligro a la chica independiente y más fuerte que el común de los mortales. Sea como sea, nos gusta Vampirella no tanto por las historias que no son su responsabilidad (no es la guionista), sino porque en la noche, en el miedo y en la sangre también puede haber belleza y algo más que belleza.







Ilustración de Walter Petretto























No hay comentarios:

Publicar un comentario