Redes

martes, 15 de julio de 2014

Me muero de la risa

Dibujo de Rubén Reveco



Este fue un dibujo que realicé en el año 1984. Por esos años intentaba ser un artista hiperrealista y creía que sólo era un asunto de tiempo para lograrlo. Gran error.


En esa época aprendí a admirar el trabajo de estos artistas que son mucho más que pulso y virtuosismo técnico.
Para empezar, se requiere una gran fortaleza espiritual y gran capacidad de trabajo. Para continuar, buscar un tema que te identifique o identificar al tema con tu impronta. En este proceso hay que defenderse de los que te dicen "¡parece una foto!" Eso no es un halago para un hiperrealista (tampoco una ofensa).
Y por último, tienen que pelearte con todos los tontos que insisten que tu obra no representa el espíritu de la época; que no puedes estar meses trabajando en un dibujo; que eso es anacrónico, etc, etc.
Ser un dibujante o pintor hiperrealista no es para cualquiera. Por eso hay tan pocos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario