Redes

viernes, 30 de marzo de 2018

Ivana Besevic: La belleza puede ser algo muy triste



Retratos conmovedores e intensamente emotivos de Ivana Besevic, una artista residente en Belgrado y París, cuyo estilo rico, multifacético y versátil desdibuja las fronteras entre el naturalismo y el inmaterialismo, la vida y la muerte , el bien y el mal, el erotismo y la decadencia, el orden y el caos ... en una mezcla compleja de matices imposibles que se infligen hábilmente a la conciencia del espectador.


Ivana Besevic es una artista de origen serbio dedicada a la pintura tradicional y a la ilustración digital.
Con más de diez años de carrera artística, el trabajo de Ivana se ha caracterizado por utiliza y experimentar con distintos medios. Ella explica: “Mi lucha está en buscar la mejor manera de expresarme, en particular, en relación con el medio”.
Los temas más recurrentes de sus pinturas van desde los retratos y paisajes, hasta situaciones cotidianas. Besevic confiesa que, aunque no se encasilla en algún tópico en particular, busca darle un significado personal o emocional a cada una de sus obras.
“Me encanta pintar una cara bonita o un paisaje, pero si sólo es estéticamente hermosa (la pintura), la experiencia no es lo suficientemente buena”.














No hay comentarios:

Publicar un comentario